Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

'Asad sangriento': así funciona la maquinaria de propaganda alemana

© Sputnik / Mikhail VoskresenskyUn mural con el retrato de Bashar Asad, en Homs
Un mural con el retrato de Bashar Asad, en Homs - Sputnik Mundo
Síguenos en
El editor jefe del rotativo alemán Bild, Julian Reichelt, envió por correo a sus suscriptores una fotografía en la que aparecía una enfermera con un bebé sin vida en brazos. Bajo ella, un texto: "El dictador Asad continúa con la guerra contra su propia población. Que el mundo no lo olvide".

La corresponsal de Sputnik en Damasco, Karin Leukefeld, respondió a Reichelt de la siguiente forma.

"El hospital en el que se hizo esa foto está a 17 kilómetros de Damasco, en el asentamiento de Hamuria, que está controlado por los islamistas. Los niños que resultan heridos en los enfrentamientos no reciben la atención médica necesaria por la pasividad de Occidente".

Alepo, Siria - Sputnik Mundo
Realidad paralela: periodista cuenta la verdad sobre medios 'mainstream' tras visitar Siria
Y es que la fotografía y el texto tienen todos los ingredientes necesarios para causar el efecto que se busca e influir en la opinión del lector. Una enfermera vestida de uniforme mostrando a cámara un bebé extenuado. Los ojos y la boca del pequeño están bien abiertos y las extremidades están estiradas hacia adelante. Está medio desnudo porque solo lleva un pañal. Lo más probable es que esté muerto. En un segundo plano tenemos lo que parece un hospital moderno en tonos blancos y azules. De las paredes cuelgan circulares y carteles de información y las puertas son de tonos madera, explica Leukefeld.

En el periódico en lengua inglesa Gulf News, la fotografía en cuestión fue publicada por la agencia de noticias francesa AFP. En el correo de Reichelt, sin embargo, no aparece la fuente, a la vez que el propio editor jefe de Bild explica quién es el responsable del "insoportable sufrimiento" en la ciudad de Hamuria:

"El dictador [Bashar] Asad continúa con la guerra contra su propia población. Que el mundo no lo olvide".

Lucha contra Daesh - Sputnik Mundo
La propaganda en los medios: ¿cómo se cubren los acontecimientos en Alepo y Mosul?
De acuerdo con el derecho humanitario internacional, está prohibido divulgar este tipo de información. Fotografiar a gente enferma, débil y sin protección alguna o a muertos para usarlos como propaganda es un delito.

"Es sobre todo caer bajo que Reichelt utilice al bebé para defender su propia opinión. El pequeño está indefenso y su estado, del todo deplorable, se está utilizando para influenciar al público. No se trata ya del niño; se trata del mensaje de Reichelt. Una persona que haya visto la foto y haya leído el texto bajo ella no se pregunta qué le ha pasado al bebé o cómo ayudarlo, sino que responsabiliza de ese estado al presidente de Siria", argumenta y denuncia la corresponsal de Sputnik en Damasco.

Lea más: "La liberación de Alepo hubiera sido imposible sin Rusia"

Y es que los hechos son los que son.

Hamuria está ubicada cerca de Damasco, al este, y desde 2012 fue ocupada por diferentes grupos terroristas que se han ido turnando el dominio de la ciudad. La abrumadora mayoría de la población civil huyó de la urbe y ahora vive en el centro de Damasco o en sus afueras. Hasta que en agosto del 2017 el grupo terrorista Faylaq al Rahman apoyó el alto el fuego del Ejército sirio establecido con la mediación del Ejército ruso.

Una mujer camina en una zona residencial de una ciudad siria (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Esclava de Daesh a Sputnik: "Los terroristas me vendieron entre ellos 12 veces"
Pero a ello le siguió un ataque masivo contra los soldados sirios y la lucha sangrienta por el poder entre los grupos armados volvió a comenzar. La gente que vive en la antigua urbe de Damasco muere casi a diario bajo el fuego de los morteros mientras Faylaq al Rahman se jacta de los ataques contra el Ejército de Siria, explica Leukefeld.

"No faltan armas, municiones ni insurgentes en los territorios sitiados. Todo lo contrario ocurre con las medicinas y los productos de primera necesidad. Eso de que innumerables niños han muerto y mueren en Siria ya pasaba antes. La gente se moría y se muere de hambre. Y no pueden obtener ayuda justamente por unas sanciones occidentales que cada vez son más duras y en las que Alemania también participa", denuncia.

Lea más: La capital siria, reconquistada. Los terroristas se rinden en Damasco

"Reichelt dice una media verdad. Su texto en la 'foto del día' bien podría aparecer en el mejor manual de propaganda", sentencia la corresponsal. "Tendrían que ponerlo en el plan de estudios para periodistas principiantes".

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала