Las pruebas de dopaje

Estos son los jugadores de fútbol que por doping positivo se quedaron sin Mundiales

© AP Photo / Felipe Dana
Mundial de Fútbol 2018
URL corto
111

Aunque parezca increíble, desde hace más de cinco décadas se cuentan con una mano los casos en los que se encontró alguna droga en la sangre de jugadores de fútbol que se proponían participar en las Copas Mundiales de Fútbol. Sputnik te cuenta quiénes se quedaron sin poder patear la pelota; el jugador peruano Paolo Guerrero no fue el primero.

Desde 1966 la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA por sus siglas en francés) lleva a cabo con regularidad controles de dopaje "para garantizar que todos los partidos de sus competiciones internacionales reflejen el potencial real de los contendientes", se lee en su página web.

La FIFA trabaja en conjunto con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y con diversos organismos nacionales. Esta cooperación, "absolutamente necesaria", tiene por objeto "proteger la salud de todos los deportistas y salvaguardar el espíritu de juego limpio de la competición", alegan.

Según las estadísticas de la AMA, el fútbol es el deporte con el número más alto de muestras recogidas, ya que anualmente se toma una media de 30.000 muestras. Sin embargo, también es uno de los deportes donde se han registrado pocos casos de consumo de drogas prohibidas por la FIFA.

Es más, desde 1996 a la fecha sólo cinco jugadores de fútbol dieron positivo a los test antidopajes realizados en el marco de las Copas Mundiales de Fútbol.

Aquí la lista:

El primer jugador que dio positivo fue Ernst Jean-Joseph. En 1974 el haitiano de 26 años había consumido efedrina (estimulante psicomotor) durante el quinto mundial que se celebraba en Alemania Occidental. Le realizaron el test después del partido ante Polonia. Como todavía no había una reglamentación específica sobre qué tipo de sanciones se debían imponer, la FIFA sólo lo expulsó del certamen.

No obstante, el dictador de Haití Papa Doc Duvalier determinó su expulsión del equipo y ordenó que la guardia pretoriana lo golpeara de camino al aeropuerto de Múnich. Al llegar a su país fue condenado a dos años de prisión clandestina y torturado.

Cuatro años después, el escocés Willie Johnston dio qué hablar. En la Copa del Mundo que se celebró en Argentina descubrieron que había consumido Reactivan, una sustancia que producía un estímulo en la motricidad física.

Lo expulsaron de Mundial y nunca más pudo representar a su país ya que la Federación Escocesa de Fútbol decidió suspenderlo de por vida.

El español Ramón María Calderé Rey dio positivo durante la decimotercera Copa del Mundo, la de México 1986.

Además: Las memorables victorias y derrotas de España en la historia de los Mundiales (vídeos)

El español había tomado un medicamento recomendado por su médico para combatir una diarrea. Fue sancionado sólo con la prohibición de jugar un partido, después continuó jugando el Mundial como si nada hubiese pasado.

La foto del argentino Diego Armando Maradona agarrado de la mano por una enfermera ha dado la vuelta al mundo. En 1994, durante la decimoquinta Copa Mundial de Fútbol celebrada en Estados Unidos, la enfermera entró a la cancha a buscarlo para realizarse una prueba antidopaje; es la única vez en la historia en que sucedió algo así.

El resultado fue positivo por efedrina. Lo expulsaron del torneo y lo sancionaron con 15 meses de inactividad. Nunca más pudo volver a jugar con la camiseta albiceleste.

Su vida ya había pasado por múltiples sobresaltos, casos de dopaje positivo en Italia y varios meses sin poder jugar por sanciones por consumo de drogas. La situación previa a Estados Unidos no era del todo buena para Maradona ni para su selección, por eso generó un gran impacto en toda la sociedad argentina y el mundo.

Más información: Adiós al hockey: "El Mundial y Maradona impulsan el fútbol en Bielorrusia"

El peruano Paolo Guerrero, excapitán de la selección, es el último jugador al que se le descubrió un consumo de drogas no permitido.

Paolo Guerrero, el delantero peruano
© REUTERS / Mariana Bazo
Paolo Guerrero, el delantero peruano

El 5 de octubre de 2017 Perú enfrentó a Argentina en las Eliminatorias y Guerrero salió sorteado para realizarse una prueba antidopaje. En su orina se encontró un metabolito de cocaína, por lo que el jugador fue suspendido por la FIFA de disputar los siguientes partidos para la clasificación.

Desde ese entonces la defensa de Guerrero libró una batalla legal para demostrar la inocencia del jugador, ya que aseguran que lo que encontraron es un metabolito que consumió a través de una taza de té con hojas de coca, una infusión típica de Perú.

Este martes 15 de mayo el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en francés) de la FIFA) ratificó la suspención de Guerrero por un año, por lo que el jugador no podrá jugar en el Mundial.

Perú no clasificaba a una Copa Mundial de Fútbol desde el año 1982, la conmoción fue tal que todas las portadas de los diarios del martes de Perú fueron dedicadas a Guerrero.

Además:

Sellos conmemorativos del Mundial 2018, cancelados en San Petersburgo
Entrenador de fútbol de Perú lamenta ausencia de Paolo Guerrero en Mundial de Rusia
Etiquetas:
fútbol, tests, antidopaje, Copa Mundial de Fútbol de 2018, Paolo Guerrero, Diego Maradona
Normas comunitariasDiscusión
Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik