En directo
    Videoclub
    URL corto
    0 131
    Síguenos en

    Se sabe que las pitones pueden pasar semanas sin comer, pero cuando comen, no se controlan. Mientras que en la naturaleza eso les da una ventaja, en el entorno urbano esta avaricia puede convertirse en un auténtico problema.

    Este ha sido el caso de una pitón que se ha comido a un ganso en Tailandia. Aparentemente, la serpiente no es de un enorme tamaño, razón por la cual su panza quedó considerablemente inflada después de devorar al ave.

    Sin embargo, esta misma panza dejó al reptil en un apuro, ya que se quedó atascado entre los pilares de cemento de una valla. Los agentes del rescate animal no tardaron en llegar para salvar a esta pitón de unos dos metros de largo, y lo hicieron regurgitar su última comida antes de ser llevada a la selva, donde sería liberada.

    Últimamente, en la aldea donde ocurrieron los hechos, han desaparecido varios gansos y los locales no tardaron en culpar de todos los males a esta pitón.

    "Creo que esta pitón se los estaba comiendo. Se mete dentro y se escapa al campo al montar la valla, pero esta vez la hemos pillado porque se comió a demasiados [gansos]. Es demasiado avara y gorda", comentó uno de los locales.

    Etiquetas:
    comida, pitón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos