En directo
    Videoclub

    Con 500 espinas clavadas: así ha quedado un perro tras atacar a un puercoespín

    Videoclub
    URL corto
    0 210
    Síguenos en

    Un perro aprendió por las malas que no debe meterse con los puercoespines, ya que, a pesar de no tener ni garras ni colmillos, pueden infligir un tremendo daño con su arma personal: las púas. Tras una visita al veterinario, este es el resultado.

    A diferencia de los erizos, los puercoespines pueden ser más ágiles con sus espinas, que se quedan clavadas en el cuerpo del atacante. Gator, un perro de dos años, lo ha comprobado en sus propias carnes.

    El animal recibió el impacto de unas 500 púas en su cuerpo y quedó gravemente herido. Por suerte, ahora se encuentra mucho mejor gracias a su visita al veterinario y a un tratamiento de 30 horas.

    Así que ya saben, mucho cuidado con estos roedores, y nada de acercarse a ellos si amenazan con atacar con sus púas si no quieren acabar como este perro canadiense.

    Etiquetas:
    veterinarios, perros, puercoespín
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos