En directo
    Videoclub
    URL corto
    0 121
    Síguenos en

    Imagina estar nadando tranquilamente en pleno Mediterráneo y de repente notar la presencia de un enorme tiburón solo a unos centímetros. Seguro que no reaccionarías con la tranquilidad del protagonista de este vídeo, quien sigue con su baño como si nada. Si quieres saber por qué, sigue leyendo.

    De cerca de la costa de la provincia andaluza de Málaga, en España, llegan imágenes que le hielan a uno la sangre.

    Un hombre comprueba cómo la amenazante aleta de un tiburón se va acercando cada vez más a él, pero permanece en su sitio.

    Y es que se trata de un tiburón peregrino, nada menos que el segundo pez más grande del mundo tras el tiburón ballena, que llega a medir 10 metros y a pesar cuatro toneladas. A pesar de su intimidante apariencia, estos tiburones son inofensivos para los seres humanos, a los que no suelen prestar atención aunque se encuentren a palmos de distancia.

    Sea como sea, lo cierto es que hay que tener una buena dosis de coraje y sangre fría para ser capaz de seguir flotando con toda la tranquilidad del mundo y no salir despavorido ante la presencia de semejante bestia marina.

    Etiquetas:
    animales, tiburones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos