En directo
    © Sputnik

    Decenas de personas fueron detenidas a raíz de duros enfrentamientos entre la Policía y los opositores del proyecto de ley de seguridad global, al que los manifestantes acusan de violar la libertad de prensa y fomentar la brutalidad policial.

    Durante las protestas, algunos manifestantes prendieron fuego a vehículos, rompieron vidrios y arrojaron piedras y cócteles molotov contra las fuerzas de seguridad. Los policías, a su vez, dispersaron a la multitud con cañones de agua y gases lacrimógenos.

    El ministro del Interior francés, Gerald Darmanin, informó de que un total de 95 personas fueron detenidas, mientras que 48 agentes de Policía y gendarmes resultaron heridos. 

    El artículo 24 de la polémica ley —que ya fue aprobado en primera lectura por la Asamblea Nacional con 146 votos a favor y 24 en contra— prohíbe la difusión "malintencionada" de imágenes que identifiquen a las fuerzas del orden durante las protestas y conlleva penas de hasta un año de prisión y una multa de hasta 45.000 euros. Ante la indignación de los periodistas y activistas de los derechos humanos, la Asamblea Nacional acordó reformar el polémico artículo de la ley.

    "Esto no es ni una retirada ni una suspensión, sino una reescritura total del texto", declaró Christophe Castaner, jefe del grupo LREM (La República En Marcha) en la Asamblea.
    Etiquetas:
    protestas, violencia policial, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos