En directo
    © Sputnik

    La exposición ambulante creada por la empresa Ferrocarriles Rusos y bautizada como Tren de la Victoria parte el 9 de octubre de San Petersburgo hacia Moscú para completar sus vagones. Ningún otro museo dedicado al Frente Oriental de la II Guerra Mundial (1941-1945) dispone de tantas esculturas como este, aseguran sus creadores.

    Este tren es a su manera una máquina del tiempo. Se trata de "una alegoría de la vida desde 1941 hasta 1945", explicó Dmitri Poshtarenko, jefe de un taller cuyos miembros, no indiferentes a la historia de su país, crearon esta obra artística.

    Siete de sus vagones acogen un paseo tridimensional que recrea la atmósfera de la época y ha sido creado para conmemorar el 75 aniversario de la victoria de la URSS contra la Alemania nazi. 

    El paseo, titulado El Camino a través de la guerra, goza de gran popularidad entre los habitantes de San Petersburgo. Poshtarenko explicó que la principal tarea de la exposición es crear un ambiente en el que cualquier persona pueda "comprender claramente lo que es la guerra, entender aquella época". 

    El proyecto comienza contando el período anterior a la guerra con imágenes de la gente de aquellos tiempos. Cada una de las más de cien esculturas expuestas en el tren está tan conseguida porque los artistas se han inspirado en personas reales. 

    Poshtarenko explicó que, al bajarse del tren, los cuadros de luz y las proyecciones de vídeo que se muestran en las ventanas de los vagones deben haber dado la impresión a los espectadores de que no solo han viajado en el tiempo, sino de que "han recorrido todo su trayecto". La historia en audio contada por el maquinista, que tomó parte en la guerra, los acompaña en doce temas sobre la contienda a lo largo de la exposición. 

    "Hay vagones íntegros y otros que se dividen en dos zonas. Por lo tanto, [se libró] una lucha por cada coma, por cada centímetro, para tener tiempo de transmitir, contar y exponer el tema. Y, a diferencia de otras exposiciones, aquí no mientes porque todo está al alcance de la mano", aseveró Dmitri. 

    Según el jefe del taller, ningún otro museo en el mundo dedicado al Frente Oriental de la Segunda Guerra Mundial dispone de tantas esculturas como este tren. Poshtarenko buscó las caras que figuran en esta exposición no solo en las películas de la guerra, sino también "en la calle".

    "A menudo incluso en el autobús he conocido a hombres y mujeres y luego en el taller los hemos plasmado dentro de la exposición", señaló. 

    Después de regresar de Moscú el 25 de octubre, la exposición partirá a otras ciudades del país.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos