En directo
    © Sputnik

    Los perros callejeros son un fenómeno común para cualquier localidad, pero en una aldea en el norte de Rusia en su lugar tienen caballos salvajes.

    Los caballos de Yakutia fueron traídos a Kuzomen, cerca del mar Blanco, en los años 80 del siglo XX. Con el colapso de las granjas colectivas, no había dinero para mantener a los animales y fueron liberados a su suerte. 

    La manada se asentó a lo largo de toda la costa sureste de la península de Kola, donde la vegetación es muy escasa, por lo que es muy difícil para los caballos sobrevivir allí sin alguien que los cuide.

    Los animales en invierno mueren de inanición. Con la llegada del verano empiezan a meterse en las huertas locales. Actualmente en Kuzomen solo vive una yegua y cinco sementales.

    Una activista llamada Natalia Chúnina ha empezado a alimentar a estos animales dándoles avena y zanahorias, pero faltan recursos. Por ahora esta es la única manera de sobrevivir para los caballos. 

    Los caballos y las arenas hacen de la región un lugar atractivo para los turistas, pero la cuestión sobre la supervivencia de los animales salvajes al aire libre sigue sin resolverse.

    Etiquetas:
    mundo animal, Rusia, caballos, animales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos