En directo
    © Sputnik .

    Los combatientes de un grupo de operaciones especiales del Distrito Occidental de Rusia participaron en unos ejercicios militares en la provincia de Tambov, en cuyo transcurso destruyeron transportes blindados utilizando los lanzagranadas de asalto RShG-2.

    En el vídeo publicado por el Ministerio de Defensa ruso se puede ver cómo los militares rusos desembarcan con paracaídas Arbalet-2 desde aviones An-26 y An-12 para destruir a las fuerzas y los equipos militares enemigos cuya agrupación habían detectado. Tras haber pisado tierra, los soldados eliminaron los vehículos blindados del enemigo con los lanzagranadas RShG-2, después de lo cual iniciaron un combate contra las fuerzas enemigas con sus fusiles de asalto y ametralladoras.

    El lanzagranadas RShG-2 dispara un cohete con una ojiva termobárica de 72,5 mm, llamada también munición de explosión volumétrica, y propulsado por un motor de pólvora y de reacción. Este proyectil contiene aproximadamente 1,16 kilogramos de explosivos, que, al explotar, causan un efecto destructivo comparable a una explosión de 3 kg de TNT. El arma tiene un alcance de 350 metros.

    Una munición similar se emplea en una de las armas más temibles de la infantería rusa: los lanzallamas móviles Shmel. También en los lanzallamas pesados Solntsepiok. Una de las características distintivas de los proyectiles termobáricos es la posibilidad de eliminar a la infantería incluso sin un impacto directo mientras esta se encuentra bajo la protección de una fortificación.  

    Etiquetas:
    maniobras
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos