En directo
    © Sputnik . Ruptly

    El buque patrullero venezolano Guaiquerí se reunió con el petrolero iraní Clavel en el mar Caribe el pasado 31 de mayo para escoltarlo hasta las costas venezolanas.

    El Clavel es el último de los cinco petroleros iraníes que llevan gasolina a Venezuela en medio de la escasez de combustible en país latinoamericano.

    El 29 de mayo, el Gobierno estadounidense amenazó con "sanciones severas" a las empresas que ayuden a Irán en el envío de gasolina a los venezolanos.

    En abril, Irán decidió vender a Venezuela un cargamento de gasolina distribuido en cinco barcos para que esa nación pudiera hacer frente a la escasez de combustible provocada por las sanciones de Estados Unidos.

    Toda la travesía de estos buques ha sido seguida por el mundo, luego de que el Gobierno de Estados Unidos ordenara a su Armada destruir y hundir a cualquier cañonero de Irán que amenazara a sus embarcaciones.

    Venezuela es el país con las mayores reservas probadas de crudo extra pesado del mundo, pero para refinarlo y transformar su petróleo en gasolina necesita de los aditivos que históricamente habían sido comprados a empresas de Estados Unidos.

    Las sanciones afectaron este plan, pues indican que ninguna empresa o persona que utilice el sistema financiero de Estados Unidos puede establecer relaciones comerciales con el Gobierno de la nación caribeña o su principal industria Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA).

    Estas medidas afectaron también a sus refinerías, porque Venezuela no pudo seguir comprando repuestos ni contratando empresas de servicios para el mantenimiento de sus refinerías de gasolina.

    Etiquetas:
    EEUU, gasolina, Irán, petrolero, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos