En directo
    © Sputnik

    Los militares del Distrito Militar Central de Rusia han llevado al límite las capacidades de los tanques modernizados T-72B3M durante los ejercicios celebrados con las unidades de inteligencia y artillería en un polígono de la región de Cheliábinsk.

    Las tripulaciones dispararon desde sus cañones de 125 milímetros mientras que los tanques se iban desplazando. Los blancos se situaron a unos dos kilómetros y los cañones estaban equipados con la mira multicanal Sosna-U, capaz de reducir el tiempo necesario para detectarlos. 

    Además, los operadores maniobraron sus equipos militares desplazándose a gran velocidad, sortearon los obstáculos del terreno y utilizaron sus cámaras retrovisoras para desplazarse marcha atrás.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos