En directo
    © Sputnik

    Escobedo, un municipio del nordeste de México, instaló el 31 de marzo túneles de desinfección hinchables para frenar el avance del coronavirus. La estructura es capaz de desinfectar hasta a 30 personas en un minuto y de rociarlas con un producto que es efectivo hasta por 12 horas.

    Los habitantes de esta localidad mexicana tienen ahora la oportunidad de desinfectarse al momento a pie de calle gracias a una estructura de desinfección hinchable instalada cerca de una estación de metro. 

    Con esta iniciativa, las autoridades pretenden eliminar el virus que los pasajeros del metropolitano hayan podido contraer durante el trayecto y reducir el impacto que pueda tener el virus en el país norteamericano. La recepción general de la idea por parte de la población está siendo buena: un viandante dice que "es una buena medida para los que estamos trabajando todo el día".

    La idea de armar estructuras sanitarias hinchables ha llegado a México recientemente desde España. Una empresa de la provincia de Girona llamada Tecnodimensión se dedica a fabricar estructuras hinchables similares a la que vemos en el vídeo y como el hospital de campaña situado en el estado mexicano de Hidalgo. 

    Con estas y otras medidas México pretende evitar situaciones tan críticas como las que se están viviendo en otros países. Por ahora hay más de 1.200 casos activos de COVID-19 en el país latino y, al menos, 29 víctimas mortales.

    Etiquetas:
    coronavirus, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos