En directo
    © Sputnik

    El 12 de febrero de 1955, las autoridades de la URSS decidieron construir el primer cosmódromo del mundo: Baikonur. De momento, es el más grande de los tres cosmódromos del mundo. Desde aquí se lanzó el primer satélite artificial de la Tierra y se realizó el primer vuelo espacial humano de Yuri Gagarin.

    Hasta la fecha, Rusia le alquila el cosmódromo y la ciudad de Baikonur a Kazajistán, y el contrato expira en el 2050. La renta anual es de 115 millones de dólares. Junto con el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral en los Estados Unidos y el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, en China, Baikonur es uno de los tres cosmódromos del planeta desde el que se lanzaron naves espaciales con astronautas.

    Originalmente se construyó con propósitos bélicos, pero ahora los militares solo ayudan en el lanzamiento de los satélites de defensa. Los misiles balísticos intercontinentales se prueban desde el cosmódromo Plesetsk, en la región rusa de Arjánguelsk.

    A pesar de las relaciones amistosas con Kazajistán y de la conveniencia geográfica de Baikonur, Rusia planea trasladar lanzamientos tripulados al nuevo cosmódromo Vostochni, en la región de Amur, actualmente en construcción. En el futuro, cuando expire el plazo de arrendamiento de Baikonur, todos los lanzamientos de naves espaciales rusas se efectuarán desde allí.

    Etiquetas:
    Espacio, Baikonur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos