En directo
    © Sputnik

    Los soldados rusos se entrenaron para aniquilar blancos disparando desde los lanzallamas pesados TOS-1A Solntsepiok. Durante las maniobras celebradas en la región de Leningrado los operadores de estas armas lanzaron munición termobárica para aniquilar puntos de fuego, puestos de mando y almacenes de un hipotético enemigo.

    Antes de ensayar, los soldados, que proceden del Distrito Militar Occidental de Rusia, marcharon a bordo de equipos militares, cargaron distinto armamento y ocuparon varias posiciones de fuego. A su vez, los agentes de inteligencia ayudaron a las unidades de las Fuerzas de protección radiológica, química y biológica de Rusia a determinar coordenadas de blancos mientras que los drones Orlan-10 mejoraban la precisión de fuego.

    Etiquetas:
    Rusia, armas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más vídeos