18:23 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    © Sputnik . Ruptly

    Un multitudinario grupo de manifestantes se dirigió desde El Alto hasta el centro de La Paz exhibiendo en sus hombros los ataúdes de las personas que fallecieron durante el enfrentamiento que tuvo lugar en la refinería de petróleo en Senkata.

    La Policía boliviana dispersó esta protesta antigubernamental después de que los manifestantes intentarán por la fuerza ingresar a la plaza Murillo —donde se encuentra la Asamblea Legislativa y el Palacio de Gobierno— exigiendo la renuncia de Jeanine Áñez.

    Los manifestantes protestaron con los ataúdes de las personas fallecidas durante un enfrentamiento que tuvo lugar el 20 de noviembre en la refinería de petróleo en Senkata (El Alto). Dicha refinería estaba resguardada por un operativo policial-militar cuyo objetivo era que se pudiera distribuir combustible para la ciudadanía de El Alto y La Paz, pues el bloqueo y cerco a la urbe agravó la escasez de combustible y alimentos.

    Durante el operativo policial-militar, varios manifestantes lograron derribar una pared con dinamita. En consecuencia, las FFAA y la policía reprimieron a los manifestantes para evitar que los cartuchos de dinamita pudiesen hacer reventar la refinería, de por sí altamente inflamable.

    Como resultado de estos enfrentamientos, varias personas perdieron la vida, lo que desembocó en la indignación de los manifestantes, que al día siguiente tomaron los ataúdes en sus hombros y marcharon hacia La Paz exigiendo la renuncia de la presidenta de facto de Bolivia.

    Etiquetas:
    política interna, crisis política, manifestaciones de protesta, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Más vídeos