Widgets Magazine
En directo
    © Sputnik .

    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, celebraron este 25 de abril una reunión histórica en la ciudad rusa de Vladivostok.

    Durante sus conversaciones bilaterales, hablaron de la larga amistad entre las dos naciones y de los esfuerzos por llevar la paz a la península Coreana. Esta fue la primera vez que los líderes de ambos países se reunieron.

    Ambos mandatarios intercambiaron regalos después de las negociaciones. Putin le entregó al líder norcoreano un juego de té para viajes y un sable, mientras que Kim le regaló una espada.

    La espada "representa la fuerza, representa el alma, mi alma y el alma de nuestra gente que les apoya", comentó Kim. Los líderes también intercambiaron monedas según la tradición.

    Más tarde, los políticos propusieron un brindis durante la recepción oficial que siguió a su cumbre en Vladivostok.

    "Me gustaría proponer un brindis por la profundización de la amistad y la cooperación entre Rusia y Corea del Norte, por el bienestar de los pueblos de nuestros países, por la salud de Kim Jong-un y de todos los presentes", dijo Putin.

    "Visité la Federación de Rusia con la firme intención de continuar por el camino de la amistad entre Rusia y Corea del Norte, que tiene una tradición histórica muy arraigada, y de impulsar las futuras relaciones entre Corea del Norte y Rusia", dijo Kim a su vez.

    Tema:
    El primer encuentro entre Putin y Kim en Rusia (52)
    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, Vladivostok, regalo, cumbre, Kim Jong-un, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Más vídeos