Widgets Magazine
22:17 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    © Sputnik . Евгения Новоженина

    En la noche del 18 al 19 de enero, los rusos ortodoxos se bañan en las aguas heladas de estanques, ríos y lagos, siguiendo una tradición ancestral que se remota a los tiempos de la cristianización de Rusia.

    Unos 4.000 lugares por toda Rusia —incluyendo los más fríos, como Siberia, los Urales y el océano Pacífico del Extremo Oriente— están equipados para la ablución en las aguas sagradas.

    En Yakutia, la gente no se detiene ni ante una temperatura de 40 grados bajo cero. Allí, al igual que en muchos otros lugares, cerca del hueco abierto en el agua helada se instalan unas casetas, donde puede uno cambiarse de ropa y tomar té caliente. De lo contrario, quienes se bañen se convertirían en estatuas de hielo nada más salir del agua.

    Fotos: El gusto por los extremos. Baños por la Epifanía

    La Epifanía es una de las fiestas cristianas más antiguas y conmemora el bautismo que recibió Jesús en el río Jordán a manos de Juan el Bautista.

    De acuerdo con el Ministerio de Emergencias del país eslavo, en el año 2016, más de dos millones de personas se bañaron en las aguas heladas durante las celebraciones de la Epifanía.

    Además:

    Sin miedo al frío: rusos en las aguas sagradas de la Epifanía
    La ceremonia de la Epifanía reúne a 133.000 personas en Moscú
    Militares rusos celebrarán la Epifanía con el tradicional baño en agua helada
    Danza en las aguas congeladas: así se celebra la Epifanía en Bulgaria (vídeo)
    Etiquetas:
    frío, ortodoxos, tradiciones, religión, fiesta, agua, Epifanía (Bautismo de Cristo), Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Más vídeos