En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    El bloguero Taras Maksimuk, mejor conocido por su canal de YouTube TechRax, se ha hecho famoso por las brutales pruebas de choque a las que somete a los celulares más populares.

    La última herramienta de tortura que se ha inventado para un iPhone 12 Pro ha sido una gran torre de ladrillo, abandonada en medio del campo. Según afirma el bloguero, la estructura tiene una altitud de más de 50 metros, lo cual ha considerado suficiente para lanzar el dispositivo con el fin de poner a prueba su calidad de ensamblaje. 

    Para lanzar el iPhone, Techrax utilizó un dron. Lo lo hizo volar por encima de una torre y lanzó el dispositivo. Sorprendentemente, tras la primera caída, el smartphone no sufrió ningún daño sustancial, razón por la cual se ganó otra ronda de pruebas.  

    Como era de esperar, tras la segunda caída el celular sí quedó dañado, pero ni siquiera en esta ocasión los golpes fueron los que cabría esperar. Aparte de algunos arañazos, en su pantalla aparecieron varias grietas y se perdió su bandejita para la tarjeta SIM. Con ello, según afirma Maksimuk, las grietas en la pantalla apenas se perciben y en los demás aspectos el dispositivo sigue funcionando

    Este vídeo podría ser la prueba de que Apple se ha esforzado en proteger su nuevo buque insignia con un nuevo recubrimiento cerámico que se aplica a sus pantallas. Aunque tampoco se puede excluir la posibilidad de que en los dos lanzamientos el celular simplemente tuvo mucha suerte.

    Etiquetas:
    iPhone, Apple
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook