En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    Los programadores han hecho posible lanzar los juegos de la antigua PlayStation 2 en las recién salidas 'cajas' de Microsoft, las Xbox de series X y S. Por el momento es la única manera de revivir la nostalgia con las nuevas consolas, aún inaccesible para la quinta generación de Sony.

    Seguramente muchos milenials pasaron buena parte de su infancia y adolescencia con los videojuegos. Max Payne, Crash Bandicoot, Half Life, Prince of Persia y God of War, fueron algunos de los títulos más emblemáticos que se pudieron jugar hace 20 años en la ya vieja pero confiable PS2.

    La industria de los videojuegos ahora ofrece una gran variedad de plataformas y juegos que van hacia la realidad aumentada, pero a veces a muchos les gustaría recordar los viejos tiempos cuando pasaban jornadas completas frente a la pantalla del televisor con un joystick en la mano.

    Con las nuevas consolas de Microsoft, las Xbox X y Xbox S, los programadores encontraron el modo de emular la PS2, es decir, adaptar los juegos antiguos al hardware moderno. Se utiliza el modo de desarrollador que los creadores de la 'caja' prestan amablemente por un pago adicional y un programa-emulador llamado RetroArch de código abierto, escribe el portal The Verge.

    Si bien RetroArch es conocido ampliamente y puede emular consolas diferentes, se destaca su compatibilidad con las versiones anteriores de Playstation para ejecutar sus juegos en una Xbox. A su vez, la nueva consola de Sony, la PS5 solamente es compatible de forma nativa con su generación anterior y para revivir los juegos de las PS2 y PS3 la compañía ofrece su servicio de nube PlayStation Now.

    El método para simular la PS2 en tu Xbox es el siguiente: primero hay que pagar una tarifa de registro de 19 dólares para formar parte del programa para desarrolladores de Microsoft (Microsoft 's Developer program). Luego hay que descargar la aplicación 'Dev mode activation' desde la tienda Xbox store. Una vez instalada la app, podrás conectarte a la consola usando un navegador web y agregar los archivos UWA (aplicación universal de Windows) de RetroArch. Tienen un límite de tamaño de 2GB, así que no podrás lanzar los videojuegos pesados.

    El otro método es más sencillo: se descarga la versión de prueba de RetroArch que figura como una 'aplicación privada' en Xbox store. Luego se añaden los correos de los jugadores en una lista blanca de dispositivos, lo que permitirá descargar a la Xbox la versión completa de RetroArch con un código. De esta forma se nivelan las limitaciones de tamaño de los archivos UWA y se hacen compatibles más juegos.

    Cabe mencionar que Microsoft no reconoce oficialmente esta variante y todavía es un trabajo en progreso, pero los primeros resultados con RetroArch son emocionantes: a pesar de los límites en el tamaño de los archivos, los juegos de PS2 se ejecutan a casi la misma calidad que tenían en la consola original.

    Etiquetas:
    consola, videojuegos, PlayStation, Xbox
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook