En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 71
    Síguenos en

    La compañía O2 se halla explorando soluciones de conectividad aplicadas a automóviles eléctricos autónomos que mediante conexiones a redes 5G y satelitales pueden desplazarse de manera autónoma. El objetivo es trazar rutas de transporte comercial con el menor impacto ecológico posible.

    La iniciativa se está desarrollando en el Reino Unido a través de la filial de Telefónica en ese país, y está encuadrado en el Proyecto Darwin, a su vez apoyado por la Agencia Espacial Europea (ESA).

    A tal fin el estudio cuenta con la colaboración del operador español de satélites Hispasat, la tecnológica finlandesa Nokia y la automovilística francesa Renault. Las tres están combinando sus esfuerzos en el Campus de Ciencia e Innovación Harwell, al noreste de Londres. Allí están probando las posibilidades que brinda la conexión 5G para operar automóviles eléctricos Renault TWIZY. La idea es aplicar distintas tecnologías para obtener una movilidad autónoma, sin conductor. Para asegurar su control remoto desde el laboratorio del campus de Harwell, O2 está dotando a los vehículos de sensores Lidar.

    El resultado es que los técnicos del laboratorio manejan dos de estos automóviles gracias a su equipamiento de comunicaciones geosincrónicas de Hispasat y al 5G de Nokia y O2, que permite determinar a distancia la posición, dirección y velocidad del vehículo, así como su estado. La tecnología aportada por O2 es capaz, además, de supervisar las emisiones de CO2.

    Una logística más ecológica

    La investigación también incluye el estudio del funcionamiento de una réplica digital del vehículo para probarlo virtualmente desde otro laboratorio de O2, en la universidad de Glasgow.

    El reparto de pedidos de tiendas online podría beneficiarse de unas rutas trazadas por satélite menos contaminantes. Por ellas discurrirán las entregas de última milla que los socios minoristas de O2 realizan. Se hace uso de las imágenes de satélite para examinar tanto las zonas por las que discurren los vehículos como su biodiversidad, de manera que el laboratorio pueda calcular el volumen de emisiones de cada ruta de acuerdo con la captura de carbono de la vegetación adyacente.

    Es decir, se puede elegir la ruta de menor desgaste ecológico. El empeño de O2 es "hacer más ecológica la red de transporte del Reino Unido" en un futuro, según declaran en la compañía. Como explica Amanda Solloway, ministra británica de Ciencia, Investigación e Innovación, la investigación del laboratorio de O2 permitirá a las "empresas más innovadoras probar estas tecnologías" y avanzar en la "puesta en marcha de vehículos de autoconducción seguros".

    Etiquetas:
    Renault, coche eléctrico, Agencia Espacial Europea (ESA), Reino Unido, Telefónica, Hispasat, 5G, Nokia, conducción
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook