En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 252
    Síguenos en

    El futuro se acerca: la compañía eslovaca Klein Vision ha mostrado el primer vuelo de su concepto del auto volador, AirCar. El vehículo se transforma en un avión en menos de tres minutos y vuela con una velocidad de hasta 200 km/h.

    El aparato ha realizado con éxito su primer vuelo de prueba en el aeropuerto de Piestany, en Eslovaquia. En el vídeo se ve cómo el vehículo futurista se mueve a lo largo de la pista de aterrizaje y luego se transforma: el spoiler se convierte en una cola aerodinámica mientras que por los costados aparecen las alas. Luego se prende el propulsor de hélice que empuja el auto hasta que éste despega y se echa a volar.

    Durante el ensayo, AirCar realizó dos aterrizajes y dos despegues y voló alrededor de 460 metros. En total, la autonomía de vuelo estimada es de 1.000 kilómetros y la velocidad puede llegar hasta los 200 kilómetros por hora.

    El aparato biplaza pesa 1,1 toneladas y es capaz de llevar una carga de 200 kilos. Cuenta con un motor de 1.6 litros y alcanza una potencia de 140 caballos. Para que pueda volar necesita una pista recta de al menos 300 metros.

    Es el quinto prototipo desarrollado por Klein Vision. En la compañía afirman que solo se necesitaron 18 meses desde la idea inicial hasta el producto casi listo. El aparato podría aparecer en las carreteras para el año siguiente tras completar los ensayos de seguridad. 

    “Con AirCar llegarás a tu destino sin la molestia de conseguir un traslado al aeropuerto y pasar por la seguridad comercial, puedes conducir tu AirCar al campo de golf, la oficina, el centro comercial o tu hotel y estacionarlo en un estacionamiento normal”, explicó Anton Zajac, cofundador, inversor y piloto de Klein Vision.

    Sin embargo, aún no se dio a conocer el precio del auto-avión que seguramente no será barato. Tampoco revelaron cuánto combustible consume en el modo de vuelo.

    Etiquetas:
    aviones, automovilismo, autos, coche volador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook