En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    A mediados de octubre, la empresa estadounidense Apple presentó sus 'smartphones' insignia iPhone 12 Pro y Pro Max. Pocos días después de que salieran a la venta, el famoso youtuber ucraniano Taras Maximuk decidió someter a uno de estos teléfonos inteligentes a una serie de pruebas de resistencia.

    En una grabación, publicada en su canal TechRax, Maximuk intentó comparar la dureza de un iPhone 12 Pro con la de su antecesor iPhone 11. Para conseguir este objetivo, el internauta realizó tres pruebas. 

    En la primera prueba el internauta los dejó caer sobre el suelo en posición recta. Durante este ensayo, el iPhone 11 tuvo solo una grieta en un costado de su parte baja mientras que el vidrio quedó completamente intacto. En el caso del iPhone 12 Pro no se descubrió ninguna grieta, ni una rotura del vidrio, pero sí que el móvil tenía una serie de rasguños blancos. 

    En la segunda prueba, los dejó caer sobre su pantalla. Esta vez, el anterior modelo de Apple tuvo una serie de grietas en el vidrio mientras que el nuevo 'smartphone' superó con éxito este ensayo y mostraba el vidrio intacto tanto en la pantalla como en la parte trasera. 

    En la tercera prueba, el youtuber dejó caer dos dispositivos de manera simultánea, pero desde una mayor altitud: más de 1,8 metros. El iPhone 11 todavía tenía buen aspecto, si bien pasó a contar con más grietas en su fondo, pero no contaba con roturas en la parte trasera. Mientras tanto, su rival lo pasó mucho mejor, estaba casi intacto en ambos lados tras su impacto contra el suelo.

    En otro vídeo, Maximiuk probó la dureza de solo iPhone 12 Pro, pero en una serie de pruebas aún más fuertes. Inicialmente intentó arañar la parte trasera del teléfono con un cuchillo afilado. Lo hizo por toda la superficie y en algún área le dio con el filo continuamente. Por sorpresa, todas las huellas dejadas por cuchillo eran apenas perceptibles tras frotarlas con los dedos.

    Posteriormente, raspó el costado donde están los botones con un cuchillo con dientes. Esta vez el arma consiguió rayar la superficie del teléfono. 

    Después de ello, el hombre dejó caer un martillo sobre la pantalla un par de veces desde una altitud cada vez distinta. Al iPhone 12 Pro no le pasó nada, lo que impresionó al bloguero.

    Posteriormente, le dio unos golpes seguidos hasta que el vidrio finalmente mostró sus primeras fisuras. Además, Maximiuk enseñó cuán rápido se extendieron las grietas por la superficie bajo la presión del martillo. Aun así, el teléfono seguía funcionando. Segundos más tarde, Maximuk decidió aplicar más fuerza, pero el móvil continuaba resistiendo a los golpes. Y finalmente el hombre pasó a darle más fuerte a la pantalla con su martillo hasta que se apagó.

    En el tercer experimento, Maximiuk decidió probar la resistencia del iPhone 12 Pro y la de su rival Samsung Galaxy S20 al ácido sulfúrico. Durante esta prueba, el internauta depositó ambos teléfonos en vasos con ácido y tiró en ellos las esponjas para mostrar cuán tóxico era el líquido. Una vez allí, se puso en marcha una reacción química, que acabó emitiendo mucho calor. 

    Mientras las esponjas se fundían, los teléfonos móviles permanecían sin sufrir daños. Pasado un tiempo, en el centro de la pantalla del smartphone de Apple apareció una luz blanca y solo después de que el youtuber agregó más ácido en el vaso, el iPhone 12 Pro se apagó. A su vez, el Samsung Galaxy S20 siguió con vida durante un tiempo más, pero desgraciadamente le esperó el mismo final.

    Una vez acabado este experimento, el internauta se dio cuenta de que el ácido en el vaso con el iPhone 12 Pro pasó a ser blanco y el del Samsung Galaxy S20 se coloró de marrón. Además, ambos teléfonos sufrieron daños completamente diferentes. 

    Etiquetas:
    iPhone
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook