En directo
    Tecnología
    URL corto
    1312
    Síguenos en

    En julio del 2019, el gigante alemán despidió el último 'escarabajo', tras producir 1,7 millones de unidades de este modelo en su planta de Puebla (México). De esta forma, hizo lugar para fabricar su nuevo todoterreno ligero Taos en un intento de aumentar las ganancias en el mercado norteamericano.

    Los fabricantes de coches tienden a reemplazar sus modelos menos lucrativos con automóviles más rentables, no importa lo icónico que sea el modelo.

    El reflujo hacia los crossovers y el alejamiento de los sedanes ha sido implacable, lo que ha empujado los vehículos utilitarios deportivos o simplemente SUV a apoderarse de más del 70% del mercado estadounidense este año, escribe Bloomberg.

    Es que los consumidores están dispuestos a pagar por la altura de conducción más elevada y el interior más espacioso de los modelos que no son mucho más costosos de fabricar en comparación con los sedanes.

    Y Volkswagen no es el único que participa en esta carrera por las ganancias.

    Ford Motor Co. deja de producir los sedanes en Estados Unidos y termina con los modelos como Taurus, que alguna vez fue uno de los autos más vendidos en el país. General Motors también se rehusó a leyendas como el Chevrolet Impala, con más de 60 años de linaje.

    A su vez, Fiat Chrysler Automobiles NV dejó de intentar que los estadounidenses comprasen el 500. Su producción empezó en México en 2011 para traer la marca italiana al mercado de EEUU.

    Al añadir el Taos y el ID.4 totalmente eléctricos al Tiguan, el consorcio alemán tendrá tres modelos en el segmento de los SUV compactos. Es similar a Subaru que tiene Outback, Forester y Crosstrek, y a Jeep con sus Wrangler, Cherokee y Compass.

    El director ejecutivo de VW, Herbert Diess, espera que la gama amplia de los SUV ayude a acabar con las pérdidas que precedieron al desastroso escándalo de Dieselgate, según Bloomberg.

    Etiquetas:
    automóviles, Volkswagen
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook