En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 392
    Síguenos en

    El Salón Internacional del Automóvil de Pekín 2020 se ha convertido en la única oportunidad para que muchos fabricantes automovilísticos muestren sus novedades este año tras la cancelación de grandes exhibiciones como las de Ginebra (Suiza), Detroit (EEUU), Los Ángeles (EEUU) y Sao Paulo (Brasil), debido a la pandemia del coronavirus.

    El Salón Internacional del Automóvil de Pekín -o Auto China- se lleva a cabo en Pekín desde 1990. No obstante, durante mucho tiempo este evento no atraía la atención de los fabricantes de automóviles, los expertos y los periodistas de todo el mundo, ya que en general estuvo dominado por muestras de la industria automovilística china. En esa época se exponían sobre todo autos de clase económica, a menudo copiados de modelos conocidos mundialmente que ya habían pasado de moda.

    Lujo e innovación 

    Después de 12 años, todo ha cambiado. Ahora el mercado chino está considerado como un líder en lo que automóviles de lujo se refiere, y como una plataforma para la implementación y prueba de nuevas tendencias y soluciones en la industria automotriz.

    Así, BMW presentó en el evento su nuevo sedán M3 de sexta generación, el cupé M4, el concepto i4 y el automóvil eléctrico iX3. Porsche llevó a Pekín su Taycan Turbo S, Cayenne E-Hybrid Coupe, 911 Targa y 99X Electric Formula E. Otra marca de lujo, Maserati, decidió presentar en el Salón de Pekín su superdeportivo MC20 por primera vez. 

    Un auto de concepto BMW i4
    © REUTERS / Thomas Peter
    Un auto de concepto BMW i4

    A pesar de la crisis causada por la pandemia y la disminución general del consumo en China, Porsche y BMW esperan que las ventas de sus productos aumenten en el país asiático, afirmó a Sputnik Wang Huirong, director de análisis de categorías de productos de Mintel.

    Según el experto, esta tendencia se debe a la demanda diferida. Durante la pandemia, las personas estaban en casa y no podían satisfacer sus necesidades. Además, siguen existiendo restricciones al turismo internacional. En consecuencia, los amantes del automovilismo están reconsiderando sus preferencias y compran más automóviles, especialmente porque tener un transporte propio durante la pandemia parece ser más seguro.

    Un sedán premium chino Hongqi H9
    © REUTERS / Thomas Peter
    Un sedán premium chino Hongqi H9

    Los propios fabricantes chinos, por su parte, ya no se ven a sí mismos como "copias baratas", sino como competidores en toda regla con las empresas automotrices mundiales. El sedán premium Hongqi H9, por ejemplo, rivaliza con el Mercedes-Maybach. 

    El fabricante Xpeng Motors, por su parte, fue un paso más allá y presentó en la exhibición su automóvil sin ruedas: el helicóptero volador Kiwigogo capaz de subir a una altura de 25 metros. No está claro si la presentación fue una broma o si era un modelo real, pero se sabe que en el proyecto fueron invertidos 1.7000 millones de dólares.

    Un helicóptero volador Kiwigogo
    © AP Photo / Ng Han Guan
    Un helicóptero volador Kiwigogo

    ¿Líder en autos eléctricos? 

    China ha sido el mercado de vehículos eléctricos más grande del mundo desde hace varios años. En este 2020, Pekín también está claramente dominado por el concepto de coches inteligentes, así como por coches con nuevas fuentes de energía. 

    Por ejemplo, el automóvil eléctrico HiPhi X, presentado en el salón, está repleto de tecnologías avanzadas como el autoaprendizaje equipado con reconocimiento facial y piloto automático, capaz de conectarse a la red 5G para la comunicación entre vehículos y mejorar el rendimiento de los sistemas de conducción autónomos.

    Además, el fabricante chino de autos eléctricos Neta ha presentado su auto de concepto Eureka 03, considerado como un rival peligroso para el Modelo 3 de Tesla. El vehículo de diseño futurístico tiene una autonomía de 559 kilómetros, según los cálculos de la Agencia de Protección Ambiental de EEUU (EPA, por sus siglas en inglés), en comparación con la autonomía máxima de 518 kilómetros del Tesla.

    China sigue siendo el mercado automovilístico más grande del mundo. El año pasado en el país fueron vendidos 21 millones de vehículos. En comparación, el segundo mercado más grande del mundo, Estados Unidos, vendió solo 16 millones de automóviles nuevos el año pasado.

    Además, las áreas de prueba de vehículos autónomos se expanden constantemente en varias ciudades de China. Solo en Pekín, más de 200 carreteras con una longitud total de 700 kilómetros ya están disponibles para probar las últimas tecnologías de transporte. En promedio, cada día en el país se crean alrededor de 1.000 puntos nuevos de recarga de automóviles eléctricos.

    "Parece que el Salón del Automóvil de Pekín se está convirtiendo en un pionero de la moda, y en los próximos años China se convertirá en el principal impulsor del crecimiento de la industria automotriz mundial", opina Sergei Ivanov, experto ruso en automóviles y editor en jefe de la versión rusa de InsideEVs.ru, la mayor publicación internacional en línea sobre vehículos eléctricos.

    Etiquetas:
    tecnología, salón del automóvil, coche eléctrico, autos, China, automovilismo, automóviles
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook