En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    Microsoft compra ZeniMax Media, que posee el estudio Bethesda, que está detrás de los juegos tan populares como DOOM, Fallout, The Elder Scrolls y muchos otros. El trato tiene un valor de 7.500 millones de dólares, lo que lo convierte en el mayor trato para la industria del juego. 

    El acuerdo pone a Bethesda, uno de los mayores editores del sector, bajo la marca Xbox. 

    "Este es un día emocionante para la compañía, nuestros empleados y nuestros fans. Hemos disfrutado de una estrecha colaboración con Microsoft durante décadas, y este acuerdo es un desarrollo natural de esos años trabajando juntos", comentó el fundador y CEO de ZeniMax Media, Robert Altman. 

    Subrayó que la compañía seguirá desarrollando la línea de juegos de clase AAA, "pero ahora con la escala de Microsoft y todo Game Stack, nuestros juegos solo pueden mejorar".

    "Los grandes ganadores de hoy son nuestros fans", aseguró.

    Por su parte, el máximo responsable de la división de juegos de Microsoft, Phil Spencer, afirmó que varias generaciones de jugadores se han enamorado de las famosas franquicias de Bethesda y continuarán amándolas como parte de Xbox. 

    Los dirigentes de ambas partes subrayan que los juegos están en el centro de este trato. Mientras tanto, en una competencia eterna entre las consolas Xbox y PlayStation, Microsoft es claramente inferior a Sony en lo que se refiere a exclusividad.

    Sin embargo, Microsoft parece no ver mucho valor en la exclusividad, indica The Verge. Una de las mayores franquicias de juegos, Halo, ya ni siquiera es exclusiva de la plataforma Xbox. El próximo gran lanzamiento de la serie, Halo: Infinite, será gratuito en servicio de suscripción Game Pass para consola y PC cuando se lance el próximo año.

    La prioridad más importante de Microsoft de cara a la próxima generación de consolas que debe salir en noviembre es mejorar Game Pass, y la adquisición de Bethesda contribuirá a este objetivo. 

    "Añadiremos las franquicias icónicas de Bethesda al Xbox Game Pass para consola y PC", escribió Spencer. 

    Para Microsoft es importante tener la última palabra en la distribución, escribe The Verge. Al poseer un estudio, Microsoft decide dónde y por cuánto se vende el juego, incluyendo regalarlo como parte de un servicio de suscripción.

    Microsoft ha demostrado que no le importa necesariamente dónde juegan sus juegos, en su mayor parte. Más bien, el objetivo es asegurarse de que un nuevo lanzamiento importante, tal como Fallout o Elder Scrolls, esté disponible gratuitamente en Game Pass el día que salga, sin ningún coste adicional para Microsoft por tener que asegurar un acuerdo de reparto de ingresos costoso o un acceso por tiempo limitado.

    Esta es la principal estrategia de Microsoft para el futuro de Xbox, asegura el portal.

    Microsoft tiene 15 millones de suscriptores de Game Pass. A un promedio de 10 dólares por usuario, eso es más de 1.000 millones de dólares de ingresos por suscripción anual. Si a esto le añadimos los ingresos que Microsoft planea obtener de los juegos de terceros en las consolas Xbox y a través de la tienda de Microsoft en el PC, los ingresos de las consolas que podría obtener de las ventas de la Serie X y Serie S, y las ventas de juegos completos, resulta que Xbox es un negocio muy prometedor, concluye el portal.

    Etiquetas:
    consola, videojuegos, Xbox, Microsoft
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook