10:53 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Tecnología
    URL corto
    14523
    Síguenos en

    Después de las sanciones de EEUU, el fabricante Huawei se quedó sin sus propios chips de alta gama para teléfonos inteligentes Kirin. La compañía tiene muy pocas opciones para asegurar el suministro futuro de 'smartphones'. 

    La imposibilidad de obtener chips de última generación amenazará el recién adquirido estatus de Huawei como fabricante de smartphones número uno del mundo. Además podría acabar con miles de millones de dólares de ventas del gigante tecnológico chino, informa CNBC.

    El fabricante de chips Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) no puede producirlos después del 15 de septiembre.

    "Este año puede ser la última generación de chips de alta gama de Huawei Kirin", lamentó Richard Yu, CEO de la unidad de negocios de consumo de la compañía, diciendo que la empresa no tiene "ni chips ni suministro".

    Huawei es una de las pocas compañías, junto con Samsung y Apple, que diseñan sus propios chips para sus smartphones. Es una de las principales razones por las que el gigante tecnológico chino ha sido capaz de diferenciarse de sus rivales y crecer. 

    "La división de teléfonos inteligentes de Huawei se está quedando sin opciones para la obtención de chipsets. El panorama es sombrío, pero rescatable", declaró a la CNBC Neil Mawston, analista de Strategy Analytics.

    Detalló que hay 15 proveedores de procesadores en el mundo con los que Huawei podría trabajar, pero solo cinco son opciones "creíbles" que incluyen pasar a fabricar con SMIC, el mayor fabricante de chips por contrato de China, en lugar de TSMC, subcontratar a Unisoc china, a MediaTek taiwanesa o Samsung surcoreano y conseguir que el Gobierno estadounidense levante la prohibición de Qualcomm que no puede suministrar a Huawei por su presencia en la lista negra. 

    El experto señala, sin embargo, que "las cinco opciones se enfrentan a grandes retos" tanto en términos de tecnología como de competencia. 

    Mawston ve solo la empresa taiwanesa MediaTek como una de las opciones más viables para Huawei a corto plazo.

    El factor electoral en EEUU 

    El resultado de las elecciones estadounidenses podría ser un factor clave para que la división de teléfonos inteligentes de Huawei sobreviva. Si el candidato presidencial demócrata y ex vicepresidente Joe Biden gana, la política hacia la tecnología y China podría cambiar, opinó Abishur Prakash, el especialista en geopolítica en el Centro para la Innovación del Futuro (CIF), una empresa consultora con sede en Toronto, Canadá. 

    "El equipo de Biden podría estar formulando sus propias políticas en torno a la geopolítica de la tecnología, incluso en los chips. Para ganar el apoyo de las empresas de EEUU, como Qualcomm, puede proponer la revocación de la prohibición de los procesadores de Huawei", señaló. 

    Por otro lado, el equipo de Trump puede querer ganar el apoyo de las empresas estadounidenses aliviando las restricciones, indicó. 

    "Esta también puede ser una estrategia de Huawei, esperar hasta noviembre y ver qué pasa", añadió Prakash.

    Otra posible solución postelectoral podría ser que se permita a Qualcomm suministrar los chips listos para usar a Huawei, pero es posible que se prohíba a la empresa china diseñar sus propios procesadores como lo hace actualmente, sugirió Mawston de Strategy Analytics.

    Tanto Qualcomm como MediaTek producen chips que pueden comprar varios fabricantes de teléfonos inteligentes. La solución actual de Huawei es personalizada, ya que diseñan sus propios chips Kirin. 

    Si Huawei se viera obligado a elegir un proveedor genérico, eso perjudicaría su negocio de teléfonos inteligentes, afirmó Nicole Peng, analista de móviles de Canalys. 

    "Si Huawei está usando una solución estándar, será difícil diferenciarse de Oppo, Vivo y Xiaomi. Se espera que pierdan su ventaja competitiva, especialmente en el lado de la alta gama, frente a los jugadores chinos", explicó Peng a CNBC.

    En este caso, para la compañía sería difícil mantener el estatus de liderazgo en la esfera.

    Los suministros restantes de Huawei 

    La división de consumo de Huawei, que incluye teléfonos inteligentes y otros productos como las computadoras portátiles, recaudó 66.930 millones de dólares en 2019. El negocio representa más del 50% de las ventas totales de Huawei. 

    "Si Huawei sigue adelante con la venta de teléfonos inteligentes, creemos que tiene suficientes conjuntos de chips en stock y de los pedidos de MediaTek para el año 2020, pero probablemente encontrará cada vez más dificultades para obtener procesadores y aplicaciones adecuadas (como Google) en 2021 o 2022", sostuvo Mawston. 

    Pronosticó que las ventas caerán fuera de China, y la división de teléfonos inteligentes de Huawei se reducirá a un tamaño más pequeño.

    "La unidad de teléfonos inteligentes de Huawei probablemente esté bien para el resto del 2020, pero el 2021 y el 2022 serán un juego diferente", concluyó.

    Etiquetas:
    smartphones, sanciones, EEUU, Huawei
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook