En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 71
    Síguenos en

    Loon, un proyecto de la empresa multinacional Aplhabet Inc., matriz de Google, tiene el secreto de la conectividad de última generación. Con esta iniciativa, el gigante tecnológico planea elevar la conexión a internet a un nuevo nivel haciéndola llegar a los rincones más recónditos de la tierra gracias a unos globos que funcionan con energía solar.

    La idea de enviar globos a la estratosfera para brindar conexión a internet a los usuarios en tierra suena a ciencia ficción, pero es tan real como el dispositivo en que estás leyendo esto. 

    Estas estructuras están siendo enviadas desde instalaciones especiales situadas en Puerto Rico y California hasta Kenia, el área principal de actividad del proyecto en este momento. 

    Allí Loon coopera con Telkom Kenya, uno de los principales operadores de telecomunicaciones del país africano, con el objetivo de garantizar internet 4G asequible a las comunidades desprovistas de conexión o con una conexión insatisfactoria.

    El responsable de este proyecto es Alastair Westgarth. El CEO del negocio independiente Loon ha pasado en solo siete años de oír hablar con escepticismo de la idea de establecer conexión a internet por estaciones aéreas a tener lo que considera la clave de la "tercera capa del ecosistema de conectividad de la tierra en la estratosfera". Las otras dos serían las antenas de telefonía móvil y la conexión por satélite.

    Las estructuras consisten en globos mylar de helio que flotan a unos 20 kilómetros sobre la superficie de la Tierra. Cada uno de ellos lleva un router de Internet, un panel de energía solar y una batería. Google planea una red de Loons que se comunican con la tierra y con otros Loons.

    La tecnología de lanzamiento de estos globos a la atmósfera se está desarrollando a gran velocidad. Hoy ya es posible enviarlos de manera automática, gracias a unas máquinas que lanzan un globo cada 30 minutos. Una vez en el aire, los Loons usan algoritmos para dirigirse a su destino, y una vez allí, las estructuras posibilitan una conexión en tierra que funciona bien incluso en videollamadas y al utilizar YouTube.

    Una de las grandes ventajas de este sistema de conexión por globos es su flexibilidad y movilidad. Las antenas de telefonía móvil son fijas, mientras que los vehículos de Loon pueden desplazarse fácilmente en caso de que se produzcan desastres naturales, explica Westgarth.

    Por si fuera poco, "las estaciones base flotantes tienen una cobertura mucho más amplia, unas cien veces el área de una antena de telefonía móvil tradicional", cita Reuters al CEO de Loon.

    "Se trata de una primicia en muchos sentidos: el primer uso no urgente de Loon para proporcionar conectividad a gran escala, la primera aplicación de internet con globos en África y el primero de lo que serán muchos despliegues comerciales en todo el mundo", escribe el propio Alastair Westgarth.
    Etiquetas:
    Internet, África, globo, Google
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook