En directo
    Tecnología
    URL corto
    1220
    Síguenos en

    La cuarentena impuesta por la pandemia de COVID-19 dio un empujón a las aplicaciones que permitan aprender idiomas desde la casa, que en muchos casos duplicaron o cuadruplicaron sus usuarios en marzo. Algunas apps se revelan como buenas herramientas para no perder el contacto social.

    La imposibilidad de salir de casa durante la pandemia de COVID-19 obligó a personas de todo el mundo a recurrir a otras alternativas para cumplir con varios de sus intereses habituales. Así, el mes de marzo marcó una explosión en el uso de plataformas de videollamadas como Zoom o de mero entretenimiento como Tik Tok.

    Pero también disparó la descarga de otras aplicaciones que, si bien ya eran populares antes de la pandemia, sirven para actividades muy útiles para sobrellevar el confinamiento. Aprender nuevos idiomas parece ser una de ellas, ya que varias plataformas famosas en ese campo —como Duolingo, Babbel o Tandem, multiplicaron sus usuarios de forma inesperada en tiempos habituales.

    Duolingo, por ejemplo, duplicó sus usuarios al final de marzo, de acuerdo a datos divulgados por la propia compañía. Los responsables de la aplicación hicieron notar que el pico de descargas se dio en la semana del 16 de marzo, precisamente cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente la pandemia de COVID-19.

    Esa semana, por ejemplo, la cantidad de usuarios de la aplicación en EEUU se incrementó un 66% con respecto a la de febrero. En Europa el crecimiento fue incluso más llamativo: en Francia hubo un 107% de nuevos usuarios y en España la cifra trepó a 109%.

    La verdadera explosión se dio en el Reino Unido, donde —siempre según Duolingo— la aplicación tuvo un 256% más usuarios a partir de la semana del 23 de marzo, donde las recomendaciones de quedarse en casa comenzaron a regir.

    El dato del Reino Unido no solo es una curiosidad sino que llegó para romper el mito de que a los británicos no les interesa aprender otras lenguas diferentes al inglés, según notaron docentes de la Universidad de Oxford. Katrin Kohl, una de las docentes de esa casa de estudios, destacó como en el Reino Unido existe un gran talento para los lenguajes.

    En un artículo divulgado por la universidad, Kohl señaló que actualmente uno de cinco niños en la escuela primaria y uno de cada seis en secundaria tienen al inglés como segunda lengua. "Esto quiere decir que ya han desarrollado las habilidades de aprendizaje de idiomas, un beneficio que no está suficientemente valorado actualmente", sostuvo.

    Kohl remarcó además que, si bien el inglés es un idioma dominante en el mundo globalizado, "el mundo es lingüísticamente diverso" y "la gente cuida sus lenguajes distintivos como puede verse en Galés e Irlanda", donde se mantienen vivos sus propios idiomas locales.

    Las estadísticas de Duolingo muestran que los nuevos usuarios de países de habla inglesa parecen estar especialmente interesados en aprender español e inglés. Quienes viven en lugares en que hablan otras lenguas, sí prefieren utilizar esta aplicación para aprender inglés.

    ¿Funcionan las apps para aprender idiomas?

    Para la profesora, uno de los grandes problemas de la enseñanza tradicional de idiomas es que "el sistema de exámenes conspira contra los estudiantes", que "se desaniman en todos los frentes".

    Kohl asegura que las aplicaciones de aprendizaje, además de revelarse como interesantes formas de pasar el tiempo durante la cuarentena, "revolucionaron lo que se ofrece a los estudiantes". Así, "puedes avanzar con las aplicaciones y que luego complemente tu aprendizaje incluso si estás yendo a clases".

    Además, señaló, este tipo de aplicaciones "te incentivan, te envían recordatorios e introducen la competencia, permitiendo que te pongas a prueba a tí mismo".

    En efecto, el mercado de las aplicaciones de apendizaje de idiomas se diversifica cada vez más y existen varias plataformas que agregan dinámicas lúdicas o incluso de interacción social —al estilo de una red social más— para complementar y potenciar el aprendizaje.

    Un buen ejemplo es Tandem, una aplicación fundada en 2014 por tres jóvenes alemanes que permite "intercambiar" idiomas con otros usuarios, de forma de que cada uno enseña su lengua al otro. El sistema de enseñanza no es nuevo, sino que se basa en el método 'Tándem' surgido en los años setenta en encuentros entre jóvenes alemanes y franceses.

    La aplicación, que ya supera los cinco millones de usuarios, tiene sus límites: sus creadores aclaran que "Tandem no es una aplicación para encontrar pareja" ni para contactar posibles compradores para productos o servicios. Además, remarcan que la discriminación no tiene lugar en las interacciones a través de la app.

    Etiquetas:
    aprendizaje, enseñanza, idiomas, cuarentena, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook