En directo
    Tecnología
    URL corto
    1544
    Síguenos en

    China ha consolidado su posición de liderazgo en el mundo en la construcción de redes 5G a pesar del brote de coronavirus, informa la asociación internacional de operadores móviles GSMA.

    Se considera que la construcción de redes 5G es el elemento principal de la creación de una infraestructura digital que debe transformar las realidades sociales y económicas del país, por lo que el Estado invierte dinero en 5G.

    China puso en funcionamiento las redes 5G en 2019. El informe de la GSMA señala que el país ya ha construido más de 160.000 estaciones base de 5G y la cobertura abarca las 50 ciudades más grandes. Para el momento del lanzamiento comercial de 5G, unas 10 millones de personas habían solicitado migrar a planes 5G.

    Según las estimaciones de la empresa de inversiones y análisis Bernstein, a finales de 2020 el país tendrá 120 millones de usuarios de 5G, y para 2025, según calculó GSMA, 5G representará la mitad de todas las conexiones móviles.

    China no es el primer país en lanzar comercialmente redes 5G. Corea del Sur lo había hecho un año antes. Sin embargo, las redes 5G en el gigante asiático ya están por delante de Seúl en términos de escala. A finales de diciembre, el número de usuarios de 5G en Corea del Sur alcanzó 4,35 millones de personas, y el número de estaciones base, 95.000. Esto es dos veces menos que en China.

    En febrero, el brote de coronavirus generó preocupación respecto a los planes de China para desplegar redes 5G y temor a que estos pudieran frustrarse. Debido a las estrictas medidas de cuarentena, la mayoría de los negocios no funcionaron mucho más de lo esperado, y las personas se vieron obligadas a permanecer en régimen de aislamiento en sus casas. Debido al largo tiempo de inactividad, las pequeñas y medianas empresas, especialmente las de logística, turismo y entretenimiento se han visto gravemente afectadas.

    Sin embargo, estas dificultades no afectaron la velocidad de construcción de las redes de 5G.

    A principios de marzo, se reanudó el 80% de los trabajos de construcción de la red 5G en el país, según informó South China Morning Post.

    El despliegue de las redes 5G es de importancia estratégica, ya que en el futuro las personas, las empresas, la infraestructura pública, o sea, todo estará vinculado por medio de 5G, opinó Guo Kunqi, profesor del Instituto de Comunicaciones e Informática de la Universidad de Jiangsu en diálogo con Sputnik.

    "Creo que estas inversiones están justificadas. En un futuro próximo toda la gente, las empresas, la infraestructura pública, todo dependerá de 5G", aseguró.

    Agregó que el 5G no solo ayudará a mejorar el nivel de vida en general, sino que también llevará a un nuevo nivel al sector de los servicios y la producción industrial.

    "Ahora Corea del Sur, Japón, la UE y EEUU prestan mucha atención a esta área. De hecho, la competencia por el derecho a establecer normas en 5G es una cuestión de competencia entre China y otras potencias por el liderazgo y el derecho de voto en el espacio de la información", declaró, al detallar que es necesario invertir en redes de quinta generación lo antes posible.

    Todavía no hay un solo estándar de 5G en el mundo. La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) formuló los requisitos generales del 5G bajo el título de trabajo IMT-2020 en 2015, pero la norma debe aprobarse.

    Paralelamente, más de 10 organizacionessus desarrollan sus propias normas de 5G, entre las que se encuentran 3GPP, IETF, NGMN. Hasta ahora, solo se han formulado los principios generales y las características de las redes de quinta generación.

    Ahora llega el momento decisivo en que China ha acumulado mucha más competencia 5G que el resto del mundo, a diferencia de las redes de la generación anterior, donde los países occidentales tenían un papel decisivo, señaló Guo Kunqi.

    Más de un tercio de las patentes de 5G son propiedad de Huawei. El gigante chino de las telecomunicaciones está aplicando activamente sus normas, algunas de las cuales son reconocidas por la UIT, afirmó.

    "Ya se están aplicando globalmente algunas de las normas 5G desarrolladas por China. Por ejemplo, Huawei ha propuesto normas para la codificación de los canales de 5G utilizando la tecnología de código polar, y la norma ha sido adoptada por la UIT", detalló.

    De esta manera, resultan poco importantes las medidas que adopta EEUU respecto a Huawei, resaltó.

    En mayo de 2019, el Gobierno de EEUU puso en la lista negra a Huawei por sus presuntas conexiones con la inteligencia china y presionó a otros países para que se abstengan de usar el equipo de esa firma al adoptar tecnología 5G.

    EEUU incluso amenazó con dejar de intercambiar datos de inteligencia con aquellos aliados cuyas redes de telecomunicaciones contengan equipos chinos.

    No obstante, incluso los aliados más cercanos de EEUU no siguen el ejemplo de Washington. El Reino Unido y Alemania no han excluido el equipo de Huawei de sus redes de telecomunicaciones. Italia, Suiza y otros países europeos también cooperan con éxito con Huawei. Canadá aún no ha decidido qué hacer con el proveedor chino y examina las opciones de cooperación con Huawei. Además de EEUU, Australia, Nueva Zelanda y Japón funcionan sin el equipo chino.

    China tiene una posición de liderazgo en soluciones de telecomunicaciones, y no es fácil encontrar un sustituto.

    Hasta la fecha, más de 50 operadores han lanzado redes comerciales 5G en todo el mundo, 35 de las cuales fueron construidas por Huawei. Además, la infraestructura de red ya existente de las generaciones anteriores en muchos países se construye con equipo Huawei.

    En la UE, Huawei tiene una cuota del 31% del mercado de infraestructura celular. Las redes 5G en Corea del Sur, aunque se lanzaron antes que en China, funcionan con equipo Huawei.

    Etiquetas:
    tecnología, 5G, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook