En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    China ha creado todo un nuevo mercado de macrodatos e inteligencia artificial. Este año, el país seguirá extendiendo y reforzando su influencia en este ámbito, según el Informe de Tendencias Tecnológicas 2020 del instituto Future Today.

    El informe señala que en varias áreas, incluida la de la inteligencia artificial, China puede ocupar una posición de liderazgo debido a una ventaja: la enorme cantidad de datos que tiene almacenados, ya que cada vez más penetran en la vida cotidiana de la gente.

    Nuestro futuro, según el informe, se ve así: los indicadores médicos, la información sobre nuestros movimientos, compras, actividades en las redes sociales y demás formarán un retrato digital del individuo. Y dependiendo de este retrato, a las personas les ofrecerán varios contenidos publicitarios y ofertas. Los algoritmos decidirán qué servicios ofrecer a la gente, qué bonos y restricciones. La situación económica y social de la persona estará determinada en gran medida por los datos que genere.

    Los planes de China para el 2030

    China se ha fijado el objetivo de alcanzar el liderazgo mundial en la inteligencia artificial para el 2030. Otras áreas como los macrodatos, la robótica, los nuevos materiales y los coches autogestionados también están bajo el escrutinio de las autoridades chinas. El programa Made in China 2025 estima que el 70% de los productos relacionados con estas áreas deben ser hechos por la propia China.

    "Si los datos son el petróleo del siglo XXI, entonces China es la nueva OPEP", dice el informe de tendencias tecnológicas.

    Cómo China logró controlar la crisis del coronavirus

    La situación en torno al coronavirus SARS-CoV-2 que surgió en China es un ejemplo. El país logró controlar la epidemia en un tiempo relativamente corto, en gran parte gracias a las nuevas tecnologías y a ingentes cantidades de datos. Por ejemplo, para controlar el número de casos, las autoridades de varias provincias permiten comprar medicamentos contra el resfriado y la gripe solo mostrando la tarjeta de identidad.

    Los operadores de telefonía móvil han comenzado a proporcionar datos de facturación de teléfonos móviles no solo a los organismos gubernamentales, sino a todas las partes interesadas. Así, en las áreas metropolitanas más grandes, para entrar a un edificio de oficinas uno tiene que mostrar qué movimientos ha realizado en los últimos 14 días.

    Las empresas chinas más grandes, como Alibaba, Baidu y Qihoo 360, han desarrollado servicios para ayudar a los ciudadanos a controlar la situación epidemiológica. Alibaba creó un miniprograma móvil que se basa en macrodatos para asignar a los usuarios códigos QR de diferentes colores, indicando el riesgo de infección humana.

    Baidu desarrolló un mapa interactivo que indica dónde se está propagando la enfermedad y, por lo tanto, las personas pueden evitar visitar lugares particularmente peligrosos. Qihoo 360 puede decir a todos si estaban sentados en aviones o en trenes junto a aquellos con coronavirus confirmado.

    Es posible decir que la epidemia ha dado lugar a nuevas aplicaciones para la tecnología, comenta el experto de la Universidad Popular de China Zhou Rong a Sputnik.

    "Creo que la epidemia se ha convertido en un catalizador para el desarrollo de nuevas industrias y tecnologías. Por ejemplo, si bien los programas que hace posible el teletrabajo y las videoconferencias se conocen desde hace mucho tiempo, se utilizaron de una forma mucho más activa durante la epidemia, cuando la gente decidió trabajar a distancia", recalca.

    En cuanto a la salud, los investigadores chinos tardaron menos de una semana en determinar la secuencia del genoma completo del nuevo coronavirus y aislar la cepa del virus. Al mismo tiempo, combinaron la investigación clínica científica y la vigilancia preventiva, proporcionando un fuerte apoyo científico y tecnológico para diagnosticar, tratar, prevenir y vigilar situaciones epidemiológicas.

    La importancia de medidas exhaustivas

    La experiencia de otros países demuestra que las medidas paliativas no ayudan a evitar que la epidemia se extienda. En este sentido, es evidente que fueron las medidas amplias y exhaustivas de China y el uso de la tecnología moderna las que ayudaron a frenar la propagación de la epidemia.

    Sin embargo, acceder a los datos privados de terceros también tuvo su parte negativa: la información privada de muchas personas se filtró a la red y se hizo pública. Los ciudadanos que llegaban de la provincia de Hubei comenzaron a ser atacados y estigmatizados por sus vecinos. De aquí surgió un nuevo desafío: ¿cómo lograr un equilibrio entre el interés público y el derecho a la privacidad y confidencialidad de los datos personales?

    A este respecto, la Cancillería de Estado para la Información en Internet publicó las notificaciones sobre la protección de los datos personales recogidos para combatir la propagación de la epidemia de coronavirus. Afirman que la recopilación de información no debe ser excesiva y que los datos confidenciales específicos solo deben recopilarse en los grupos que corren mayor riesgo de infección. Además, el documento limita el alcance a la información que se almacena.

    Etiquetas:
    tecnología, coronavirus, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook