En directo
    Tecnología
    URL corto
    2365
    Síguenos en

    Son muchos los 'softwares' de simulación en los que los amantes de la aviación fantasean con surcar los cielos pilotando aeronaves. Pero estos programas también valen para entender lo que no hay que probar en la vida real, y una de esas cosas es aterrizar aviones grandes en el pequeño aeropuerto de Saba: el resultado puede ser desastroso.

    Los amantes de la aviación simulada esperan con impaciencia la llegada del nuevo Microsoft Flight Simulator. Para amenizar la espera, los más inquietos se han propuesto retos de lo más locos.

    Es el caso del usuario de YouTube Swiss001, que se ha aventurado a poner a prueba el complicado aeropuerto de Juancho E. Yrausquin en el juego X-Plane 11. Situado en la isla de Saba del Caribe Neerlandés, el aeropuerto ostenta el temible récord de contar con la pista de despegue y aterrizaje más corta del mundo.

    Debido a la orografía de la isla, la pista, limitada por las montañas y el mar que la rodean, tiene solo 396 metros de longitud. Por ello, solo modelos como el Twin Otter o el BN-2 Islander pueden garantizar despegues y aterrizajes seguros en Saba, pero Swiss001 ha estirado la cuerda… hasta que se ha roto.

    Con ayuda del simulador, el perfil verificado de YouTube ha puesto a prueba una gran variedad de aeronaves. Las más pequeñas y ligeras han superado el examen, aunque no sin pasar un mal rato, pero las naves más grandes han resultado ser demasiado para el pequeño aeropuerto.

    Tanto el Boeing 737-800 como el Boeing 777 puestos a prueba se han precipitado catastróficamente por el acantilado, incapaces de frenar lo suficiente durante el aterrizaje en tan poco espacio. Así que, ya saben: en el aeropuerto de Saba, mejor no tentar a la suerte.

    Etiquetas:
    Boeing, experimento, aeropuerto, simuladores, aviación
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook