En directo
    Tecnología
    URL corto
    2192
    Síguenos en

    El oncólogo David Agus dio detalles poco conocidos acerca del cáncer que este padeció y que finalmente acabó con su vida en 2011. El gurú tecnológico llegó "demasiado tarde" para recibir ayuda médica, de acuerdo con una entrevista que el doctor ofreció a Forbes Rusia.

    A casi nueve años de la partida física del fundador de Apple y uno de los hombres más influyentes de esta generación, el médico encargado de su tratamiento en los últimos años de vida del visionario dio una entrevista en las que aclaró las causas por las cuales el cáncer de páncreas de Jobs fue tan mortal.

    Agus lo adjudicó a dos causas fundamentales: la falta de prevención y un primer tratamiento incorrecto.

    Tras ser diagnosticado en 2004, el genio detrás de dispositivos tan populares como el iPhone recurrió a terapias nutricionales para intentar detener el avance de esta mortal enfermedad.

    "Steve vino a mí tarde. Los médicos a los que se había dirigido antes estaban equivocados: recomendaron terapia nutricional en lugar de cirugía y el cáncer se propagó por todo el cuerpo. Fue un error. Steve tenía el talento de escuchar su cuerpo y sabía lo que quería. Pero él no es médico. Y al comienzo de la lucha contra el cáncer, tomó la decisión equivocada: rechazó la operación, lo que probablemente podría haberle salvado la vida", agregó.

    Otro factor decisivo en que el cáncer sufriera metástasis estuvo relacionado con las condiciones de vida que llevó Jobs durante sus 56 años de vida. Además, el médico también ofreció un consejo para las personas que busquen prevenir esta enfermedad.

    "Steve no se involucró en la prevención más simple: la aspirina. Una de las medicinas más antiguas conocidas por la humanidad, se encuentra en todas las farmacias, es barata. Está comprobado que si toma una baja dosis de aspirina (75 mg) al día, el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer se reduce en un 30%, el riesgo de cáncer de pulmón, colon y próstata se reduce en un 46%", explicó el también ingeniero y cofundador de la empresa Navigenics.

    Sin embargo, el médico asegura que logró proporcionarle a Jobs una buena calidad de vida e incluso llegar a extenderla seis años más gracias a tratamientos avanzados.

    "No murió poco después de que se anunció el diagnóstico, no murió dolorosamente durante esos seis años, sino que vivió. Antes de su muerte, logró despedirse de sus amigos y familiares…mi tarea no es curar el cáncer, sino permitir que el paciente viva normalmente hasta el último día", aseguró Agus.
    Etiquetas:
    Apple, cáncer, Steve Jobs
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook