En directo
    Tecnología
    URL corto
    1101
    Síguenos en

    ¿Eres de los que se guían por los colores que muestran las calles en Google Maps para elegir o evitar una ruta? Quizá el experimento que ha realizado este alemán te haga cambiar de hábito. Un carrito lleno de teléfonos móviles ha sido suficiente para engañar al algoritmo de la aplicación.

    Algunos quizá admitan que dependen demasiado del móvil y de ciertas aplicaciones. Otros, quizá, no. Sea como sea, un intrépido alemán Simon Weckert decidió comprobar cómo los servicios virtuales interceden en el mundo físico, y las conclusiones que se pueden extraer de este experimento dan que pensar.

    El material que el activista utilizó en su prueba no fue más que un carrito con 99 smartphones. Tras pasearse Weckert con su particular equipaje por varias calles de Berlín, Google Maps interpretó que en estas se habían producido atascos. Cabe destacar que las calles estaban, como vemos en el vídeo, prácticamente vacías.

    Algunos internautas se han mostrado algo escépticos ante el vídeo: "¿No lo detectaría el algoritmo de Google como un autobús, teniendo en cuenta que los teléfonos no se están moviendo los unos respecto a los otros?" comentaba un usuario de YouTube.

    Aquí hay una serie de consideraciones técnicas que deberíamos concretar para comprender bien cómo se realizó el experimento: ¿Contenían todos los teléfonos tarjetas SIM? ¿Realizaría Weckert la prueba a base de conexiones wifi? Además, no hay que olvidar que en el vídeo se puede comprobar que algunos de los dispositivos están en modo de navegación.

    Etiquetas:
    GPS, navegador, navegación, atascos, Google Maps
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook