En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    El GM EV1 fue el primer auto eléctrico fabricado en serie que pudo presumir de práctico, pero poco más tarde todas las unidades fueron destruidas. Sin embargo, una parece haber sobrevivido al 'genocidio'.

    Un internauta avistó el GM EV1 rojo abandonado en un aparcamiento de la ciudad estadounidense de Atlanta. Publicó sus fotos y dejó perplejos a los fans del automovilismo. De las imágenes se desprende que el auto no se movió de su lugar en muchos años, puesto que está recubierto de polvo y sus neumáticos están desinflados.

    Para protegerlo de los vándalos y de los maleantes, el autor original de las fotos, Jacob Hoyle, no reveló la ubicación exacta del auto, que por su rareza podría costar cientos de miles de dólares, indica el medio The Drive. ¿Por qué este auto no fue destruido?

    Al parecer, de los 1.117 EV1 que se fabricaron para ser destruidos unos años más tarde, unas 20 unidades se entregaron a museos e instituciones educativas. Pero General Motors se aseguró de que no pudieran circular por las carreteras al bloquear sus unidades de control, toda una tecnología punta en su época.  

    La mayor parte de estos supervivientes fue desmontada para estudiarla y desarrollar la industria de los autos eléctricos. Poquísimos EV1 fueron conservados fuera de los museos, y el auto encontrado en el aparcamiento de Atlanta es uno de ellos.

    De hecho, el único propietario privado que se conoce es el director cinemático Francis Ford Coppola, quien admitió en una entrevista que escondió su auto en 2003 cuando GM los estaba retirando. También se rumorea que otro EV1 se vendió a un coleccionista privado en 2008 por unos 500.000 dólares, agrega el medio.

    El EV1 de las imágenes parece tener un buen estado de conservación, aunque por su elevada parte delantera se deduce que sus baterías fueron retiradas. Estos autos se diferenciaban de los vehículos eléctricos actuales en que utilizaban baterías de plomo y ácido, lo que limitaba su alcance a poco más de 100 kilómetros. Más tarde, estas fueron reemplazadas con baterías de níquel-metal hidruro, elevando su autonomía más allá de los 200 kilómetros.

    GM desarrolló este auto como respuesta a la iniciativa del Gobierno de California de reducir las emisiones, pero el proyecto resultó no ser económicamente beneficioso para la compañía. Al mismo tiempo, existe la creencia popular de que estos autos fueron retirados de la circulación para favorecer a las compañías petroleras. El GM EV1 se fabricó entre 1996 y 1999.

    Etiquetas:
    General Motors, Tesla, transporte eléctrico, vehículos eléctricos, coche eléctrico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik