En directo
    Patrick Argote en el salar de Uyuni

    Los 'tanques' rusos que enamoran Bolivia

    © Foto : Patrick Argote
    Tecnología
    URL corto
    8732

    La pasión de los bolivianos por los vehículos rusos les llevó hace 3 años a crear un club, que al inicio contaba con apenas seis miembros. Nos dimos a la tarea de buscar socios, cuenta Freddy Herrera Añez, presidente del club Niva en Santa Cruz, poseedor de un Niva modelo 98, quien además entusiasmó a su hijo.

    "Hicimos tarjetas de presentación del club y cada vez que veíamos un vehículo Niva invitábamos al propietario a ser parte del club", comparte Freddy. Los miembros tienen un amplio rango de modelos, desde 1979 a 2019 y la edad de los socios fluctúa desde los 20 años hasta más de 70. 

    "Nos enteramos que en La Paz también tienen un club y lo mismo en El Beni, por eso nos dimos a la tarea de contactarlos y ahora tenemos un grupo de WhatsApp con más de 250 miembros. En Santa Cruz son 180 miembros y con las familias sumamos más", dice el presidente del club. 

    También: El gigante automotriz ruso AvtoVAZ prepara el desembarco en América Latina

    Ser miembro del club tiene sus ventajas, ya que más de 25 empresas son auspiciadoras del club como Lada Kamaz. Tienen opciones de rebajas a los poseedores del carnet de socio del club y acceso preferencial a los talleres especialistas en Niva.

    El club boliviano se ha unido a la familia de clubes latinoamericanos y comparten con usuarios en Brasil, Paraguay, Chile, Perú, Ecuador, Argentina, Venezuela y otros países. Soñamos hacer un encuentro latinoamericano y en el mediano plazo esperan realizar esa actividad, comenta Herrera.

    • Miembros del club Niva en Santa Cruz (Bolivia)
      Miembros del club Niva en Santa Cruz (Bolivia)
      © Foto : Patrick Argote
    • Miembros del club Niva en Santa Cruz (Bolivia)
      Miembros del club Niva en Santa Cruz (Bolivia)
      © Foto : Patrick Argote
    1 / 2
    © Foto : Patrick Argote
    Miembros del club Niva en Santa Cruz (Bolivia)

    La solidaridad nivera

    "He cruzado ríos con piedras, lodo, con el agua a la altura de la puerta y sin problema, es un espectáculo de vehículo mi tanque ruso", cuenta el boliviano Yerko Soruco al referirse a su Lada clásico 2015.

    "Me encanta viajar y necesitaba un vehículo todo terreno y el Lada Urban me ha respondido en todos los terrenos y alturas. Este tanque ruso es único, no te dejara tirado en ningún lugar. He visitado el majestuoso Salar de Uyuni donde alcancé con mi Lada Urban más de 140 kilómetros por hora sobre la sal", nos comparte Patrick Argote, quien además es aficionado a la fotografía.

    "Prácticamente he recorrido todo el territorio boliviano. He hecho la llamada ruta de la muerte en los Yungas, el lago Titicaca, he subido el Huayna Potosí, montaña Boliviana a 4.620 msnm, en mi Lada, para luego trepar a pie hasta los 6080 msnm. Me ha respondido súper bien en Potosí a 4067 msnm donde hay pendientes muy inclinadas y no tuve ningún problema", dice con entusiasmo Patrick.

    La necesidad les hizo conectarse. La escasez de repuestos o de talleres mecánicos especializados, les llevó a establecer contactos y ahora es una práctica cotidiana entre estos pilotos. 

    "Cuando viaja algún miembro en el territorio del país o por Latinoamérica, nos comunicamos y nos auxiliamos si hay necesidad. El hecho de ser miembro de un club nivero es un buen motivo para encontrarse y saludarse", dice entusiasmado Freddy Herrera.

    También se organizan para apoyar a sus pilotos en competencias, tal es el caso de Ramón Cabruja, piloto de un Niva que ha sido campeón en la asociación 4x4 en Santa Cruz de la Sierra.

    Un Niva del club de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia)
    © Foto : Patrick Argote
    Un Niva del club de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia)

    Donde hay un Niva se forma familia

    Los 'tanques rusos' son el factor que une a estas familias bolivianas, que festejan juntos las fiestas familiares, como el día del padre, día de las madres, del niño y otras fiestas.

    "Cada fin de semana nos reunimos las familias niveras y salimos a pasear. He podido compartir muchas aventuras con la familia y amigos en lugares fabulosos y a los cuales nunca pensé llegar en condiciones climáticas desfavorables. Hace poco fuimos con amigos al parque Amorbó en Santa Cruz y mis amigos al regreso decidieron adquirir un Lada", dice Yerko.

    "Por lo menos una vez al mes me reúno con algunos amigos para ir a hacer 4x4 en los caminos de esta hermosa tierra como lo es Santa Cruz de la Sierra", dice Patrick.

    Miembros del club Niva en Santa Cruz (Bolivia)
    © Foto : Patrick Argote
    Miembros del club Niva en Santa Cruz (Bolivia)

    Consejos 

    Le pedimos a Patrick que nos de algunos consejos, a lo que responde "mi recomendación para los futuros dueños de un tanque ruso es hacerle su mantenimiento periódico ya que al igual que cualquier vehículo sufre desgaste por el uso".

    "Si sabes cómo sacarle ventaja, disfrutaras de este tanque único en el mundo", dice Patrick, con quien coincide Yerko, que lo considera un espectáculo de vehículo, un verdadero todo terreno, "la verdad uno se siente muy seguro con ese vehículo", agrega.

    Mientras tanto: Lada Vesta EV: el nuevo coche eléctrico ruso

    "El territorio boliviano es diverso con la presencia de ríos de distintos caudales, y el Niva responde de maravilla. Es un tanque, es liviano e integral. El 4x4 tiene opción de ponerle más fuerza, es muy buen vehículo", concluye Freddy Herrera Añez.

    Niva, el auto creado en la Unión Soviética para funcionar en zonas rurales y a bajas temperaturas, acumula a una legión de fieles seguidores en todo el mundo y Bolivia no podía ser la excepción, donde el amor por los 'tanques rusos' también une familias.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    automóviles, Niva, Lada, AvtoVAZ, Bolivia