En directo
    La botadura del crucero de misiles chino (archivo)

    Rusia ayuda a China a hacer un avance tecnológico crítico

    © AP Photo / Wang Donghai
    Tecnología
    URL corto
    131044

    El gigante asiático se ha convertido en el principal dominador de la producción de álabes de turbina. Este resultado se debe en gran medida a la cooperación con una compañía rusa, informan medios chinos.

    La noticia sobre los álabes de turbina fue revelada por SPIC, una de las compañías estatales de energía más grandes de China. SPIC aseguró que podría crear la producción del componente principal de las turbinas de gas de 330 MW.

    Una fuente de South China Morning Post cercana a la industria de la construcción naval del gigante asiático desveló que el avance se debe a la ayuda de socios extranjeros, especialmente a la cooperación con la empresa rusa ODK.

    En julio de 2017, ODK firmó un acuerdo de cooperación con la empresa estatal china Harbin Turbine.

    En los últimos 50 años, China no ha tenido acceso a tecnologías críticas para la industria, que en su mayoría pertenecen a empresas como General Electric, Siemens, Mitsubishi y Ansaldo Energia.

    Los álabes generalmente están hechos de superaleaciones que pueden soportar el alto voltaje generado dentro de la turbina por la electricidad generada en la planta de energía.

    Sobre el tema: Nace la cuna de los motores aeronáuticos más grandes de Rusia

    Según el analista y experto naval Li Jie, el nuevo componente se puede usar en las turbinas de gas del buque chino más moderno, el destructor 055. Pekín ha implementado la construcción de cuatro de esos destructores de misiles en los últimos 18 meses.

    "Las turbinas de gas originales utilizadas en los destructores del tipo 055 no son tan potentes como los motores utilizados por los destructores estadounidenses Arleigh Burke. Pero la brecha entre los buques de guerra chinos y sus homólogos estadounidenses se reducirá cuando China supere el principal retraso tecnológico", explica Li Jie.

    Los dos primeros destructores chinos no están equipados con unidades de energía eléctrica IEPS debido a su baja potencia. Sin embargo, estas centrales eléctricas permitirán el uso de armas de alta tecnología en estos barcos, como el cañón de riel (acelerador de masa electromagnética), que permite lanzar proyectiles a velocidades muy superiores a las de otros tipos de armas.

    Más aquí: El avance de las máquinas: así progresan los motores rusos

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    buques, cooperación, industria, turbinas, China, Rusia