22:20 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Logotipo de Tesla

    Sigue lloviendo en Tesla: la compañía de Elon Musk ahora es acusada de racismo

    © AFP 2018 / Fabrice Coffrini
    Tecnología
    URL corto
    361

    Más de 20 extrabajadores afroamericanos de la fabricante de autos eléctricos Tesla denunciaron que fueron víctimas de racismo durante su permanencia en la compañía del polémico Elon Musk.

    Según la investigación publicada por The New York Times, los extrabajadores alegan que sufrieron amenazas, humillaciones y obstáculos para ser promovidos.

    Subrayan, además, que los directivos de la empresa ignoraron las quejas y denuncias sobre racismo.

    Owen Diaz, uno de los extrabajadores citados por el diario estadounidense y que estuvo en la compañía 11 meses, asegura que varias veces observó esvásticas dibujadas en los baños de la fábrica.

    En una oportunidad, cuenta Diaz, algunos de sus compañeros se burlaron de él y le  lanzaron insultos racistas.

    "Escuchaba (cosas como): 'Hey, chico, ven aquí'; 'Nigger (negro)', usted sabe, todo esto", dice, añadiendo que varias horas después de este incidente descubrió un dibujo racista en un paquete de cajas de cartón.

    Cuando le informó a su jefe acerca del dibujo, Diaz se enteró que había sido pintado por un supervisor "en tono de broma". Después de esto, decidió renunciar a la empresa y presentar una demanda judicial.

    Te puede interesar: Vuelos a Marte: hay problemas que Elon Musk es incapaz de resolver

    DeWayne Jones, otro exempleado citado en el artículo de The New York Times, cuenta que "escuchó a un supervisor decir sobre los empleados negros que 'hay muchos de ellos allí, no son material de Tesla'.

    Además, asegura que durante una reunión en la que participó, un supervisor se dirigió a un trabajador negro diciéndole que 'los monos trabajan afuera'.

    Tesla, por su parte, niega estas acusaciones y asegura que mantiene un ambiente de trabajo respetuoso y seguro.

    En un declaración ofrecida al portal The Verge, asegura que "es probable que ocurran malos comportamientos 'en una compañía del tamaño de una pequeña ciudad', y que el número de quejas de este tipo en las empresa está a la par de otras compañías de tamaño similar".

    Sin embargo, no es la primera vez que la fabricantes de autos eléctricos se ve inmersa en la polémica.

    La marihuana es solo para Elon

    Crystal Guardado, una extrabajadora de Tesla y madre soltera, dijo a Bloomberg que el año pasado fue despedida de la compañía tras dar positivo en un test por THC (Tetrahidrocannabinol), un ingrediente activo de la marihuana.

    No obstante, la mujer afirma que dio positivo porque su doctor le había prescrito gotas de THC, que ella consumía fuera del trabajo.

    Por eso, dice, se sintió muy sorprendida cuando vio a Elon Musk, el fundador y ex CEO de Tesla, fumar marihuana abiertamente durante la grabación de un podcast.

    "Fue como una bofetada en mi cara y en la de mi hijo. Elon Musk la está fumando abiertamente, sabiendo que él usa su vaga política antidrogas para despedir a la gente que representa una amenaza para él", explica.

    Además, subraya que ella ya le había informado a la compañía sobre las medicinas que estaba tomando y sobre la posibilidad de positivo por THC, pero dice que sus jefes utilizaron esto como retaliación por sus opiniones sobre los incidentes de seguridad y su apoyo al sindicato de trabajadores del sector.

    Lluvia de problemas

    En septiembre de este mismo año el valor de las acciones de la compañía sufrió una notable caída tras conocerse que Gobierno de EEUU iniciaría una investigación contra Elon Musk por presuntamente haber engañado a los inversores cuando publicó un tuit el 7 de agosto asegurando que contaba con el financiamiento necesario para sacar a la empresa a la bolsa.

    Elon Musk, empresario e inventor estadounidense
    © AFP 2018 / Peter Parks
    El polémico empresario se vio obligado a abandonar el cargo de presidente de la Junta Directiva y pagar una multa de 20 millones de dólares a la Comisión de Valores de EEUU.

    Pero esto todavía termina. Recientemente el FBI inició una investigación para determinar si la empresa infló sus proyecciones de producción del Modelo 3 para atraer inversores, ya que en febrero del año pasado Musk afirmó Tesla fabricaría 5.000 unidades semanales del sedán para diciembre de 2017 y 10.000 para finales de 2018.

    Sin embargo, Tesla solo logró producir un volumen semanal de 2.425 vehículos durante el último trimestre de 2017 y no alcanzó su meta de 5.000 unidades por semana hasta junio de este año, cuando produjo 5.031 unidades.

    Te puede interesar: Tesla anuncia el nombre de la sustituta de Elon Musk

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    racismo, Tesla Motors, Elon Musk