01:57 GMT +326 Septiembre 2018
En directo
    Una persona usa un ordenador

    Un país digitalizado comparte su experiencia en América Latina

    CC0 / PxHere
    Tecnología
    URL corto
    0 20

    Liquidar los impuestos de un año en pocos minutos, votar en las elecciones oficiales desde la comodidad de tu hogar o verificar por ti mismo de qué manera usa el Gobierno tus datos. Todo esto es posible en Estonia, uno de los países más digitalizados del mundo. Conoce qué puede aprender América Latina de esa nación.

    Mientras en la región el concepto de 'gobierno electrónico' se desarrolla gradualmente, en este pequeño país báltico de 1,3 millones de habitantes la digitalización de los servicios públicos ha alcanzado un estadío avanzado. Prácticamente todas las relaciones entre los individuos y el Estado se pueden realizar a través de medios electrónicos.

    Según dijo a Sputnik Marten Kaevats, asesor de estrategias digitales del Gobierno de Estonia, su país tiene "muchísima experiencia", a tal punto que es considerado "uno de los más avanzados" en materia digital.

    El funcionario, presente en Chile para compartir la experiencia estonia en la construcción de su actual sistema de 'e-government', aseguró que para avanzar en el mismo sentido es necesario cambiar radicalmente la manera en la que los Gobiernos actúan, así como la mentalidad y la cultura.

    "Vine a explicar cómo funciona el modelo estonio para que Chile y otros países de América Latina lo conozcan y puedan encontrar posibles casos de estudio", dijo Kaevats.

    Más información: América Digital: el escaparate más importante de la región en tecnologías 4.0

    Guilherme Canela (Unesco), al centro, y Gabriel Delpiazzo (Agesic), a la derecha, en los estudios de Sputnik en Montevideo.
    © Sputnik / Oleg Vyazmitinov
    Hoy en día, los estonios tienen digitalizados sus registros médicos o su información impositiva. La mayoría de los trámites los pueden realizar desde su teléfono o su ordenador. O incluso llevar importantes actos cívicos, como el voto. Para que esto funcione, señaló Kaevats, es esencial establecer una "confianza".

    "Es el componente clave en este ecosistema", que se logra "a través de proveer servicios de buena calidad. Así la gente comprende que estas herramientas hacen su vida más fácil", agregó.

    Los impuestos, por ejemplo, se liquidan en un promedio de tres minutos, aunque hay quienes lo hacen en menos de treinta segundos. No es necesario siquiera estar en Estonia. Los extranjeros pueden incluso establecer una residencia electrónica en el país báltico y beneficiarse de los acuerdos de la Unión Europea.

    Vinculado: Información pública, un remedio contra la corrupción

    Al estar menos expuestos a la burocracia y ver simplificadas sus relaciones con el Estado, los ciudadanos "tienden a confiar más en el sistema", afirmó el experto en estrategias digitales.

    "En términos de ciberseguridad, es muy importante construir los sistemas de una manera resiliente, para que en caso de ataques maliciosos podamos sobrevivir. Para eso estamos construyendo una embajada de datos en Luxemburgo", comentó Kaevats.

    Esto permite que si un accidente, una falla eléctrica u otra circunstancia afecta el acceso a los datos en su propio territorio, Estonia tenga un respaldo en otro sitio al cual acudir de manera instantánea.

    "Somos, en teoría, el primer país del mundo que puede funcionar sin un territorio físico. Todos los procesos gubernamentales pueden permanecer operativos incluso en circunstancias críticas. Podríamos votar, pagar impuestos, tomar decisiones. Estamos creando una nación digital en la nube", detalló el experto.

    Para alcanzar este grado de digitalización fue esencial llevar adelante un ambicioso programa educativo para eliminar la brecha digital. Esta iniciativa lanzada en 1995, llamada 'Tiger's leap' (en inglés, salto del tigre), logró incluir a toda la población y fue financiada por el sector privado en conjunto con el público.

    Te puede interesar: Estos son los principales peligros y amenazas a los que se expone el usuario de tecnologías digitales

    Los resultados se ven hoy en día: al analizar las estadísticas de las votaciones en línea "no hay divisiones" generacionales o socioeconómicas.

    "Para una señora que vive en el campo en el medio de un bosque, le duelen las caderas y las rodillas y no tiene ni dinero ni un auto, votar puede ser muy difícil. Si puede hacerlo en línea, su calidad de vida mejora", ilustró Kaevats.

    Ahora, el país está incursionando en el uso del blockchain para asegurar la transparencia de los procesos en línea.

    "Desde 2012 toda la información crítica del sistema o los datos restringidos están construyéndose en blockchain. Cuando esto sucede, todos los ciudadanos pueden entrar a un sitio web gubernamental y ver quién miró su información, y para qué", dijo Kaevats.

    "Esto es transparencia radical. Es integridad. Si alguien cambia algo de manera maliciosa, dejará siempre una marca. No lo pueden hacer sin que nadie lo vea. Esto es importante al construir sistemas informáticos, porque al tiempo la cantidad de datos aumenta, tenemos que tener arquitecturas que nos permitan proveer transparencia y confianza", agregó.

    "No tenemos un 'gran hermano', como sucede en otros países. Tenemos uno pequeño, que podemos mantener y manejar. Eso es importante a efectos de la transparencia", concluyó.

    Relacionado: Rusia crea un 'gobierno electrónico' para Siria

    Kaevats es uno de los oradores del congreso internacional América Digital, que se lleva a cabo el 5 y 6 de septiembre en Santiago de Chile, uno de los eventos de tecnología y negocios más importantes de la región. Sputnik participa de este acontecimiento como 'media partner'.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    gobierno digital, informática, tecnología, Chile, Estonia