19:34 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Singapur

    El futuro empieza en la ciudades inteligentes

    © Sputnik / Alexey Kudenko
    Tecnología
    URL corto
    0 60

    En el futuro, un auto sin conductor nos llevará al trabajo a nosotros y al colegio a nuestros hijos. Al final del día, un barman robotizado nos servirá un aperitivo. Y todo ello ocurrirá en una ciudad inteligente. En ellas empieza el futuro y parte de las ideas del diseñador y arquitecto italiano Carlo Ratti.

    Ratti fue invitado en julio a Moscú por la Embajada de Italia en Rusia para participar en las jornadas del Urban Forum de la capital rusa. Un espacio en el que los arquitectos y las mentes más urbanitas comparten sus ideas y muestran al mundo sus proyectos. El mejor lugar para descubrir dónde viviremos en el futuro.

    "Uno de los grandes problemas de una ciudad que crece hoy en día es la cuestión de si debe crecer en anchura, es decir, horizontalmente o verticalmente. Lo que sabemos hoy es que una ciudad que crece verticalmente es una ciudad más eficiente", comienza explicando Ratti a Sputnik.

    El italiano tiene en la cabeza el modelo de Hong Kong. Un ejemplo de ciudad inteligente en el que el consumo de energía per cápita es el más bajo del mundo, a pesar de su increíble densidad de población. "Precisamente porque es una ciudad densa donde uno se puede mover fácilmente", explica. Añade que una ciudad que se vuelve más densa y más sostenible es un lugar en el que "es más agradable vivir".

    Sin embargo, matiza que una ciudad que crece verticalmente no tiene por qué estar plagada de rascacielos y torres descomunales. Pone como ejemplo Nueva York y Barcelona, cuya densidad —a pesar del contraste visual de ambas— no es muy diferente.

    Barrio del Eixample, en Barcelona, con su característico trazado
    Barrio del Eixample, en Barcelona, con su característico trazado

    "Son dos densidades más o menos similares, Nueva York parece mucho más densa porque sube verticalmente con las torres, mientras que Barcelona se basa en los patios interiores de las manzanas de edificios, utiliza mejor el suelo y llega a tener la misma densidad que Nueva York, pero con una forma más humana".

    Carlo Ratti
    © Foto : Сarlo Ratti Associati
    Carlo Ratti

    Ratti vivió en Moscú mientras participaba en un proyecto de arquitectura urbana. Sobre el Centro Internacional de Negocios de Moscú de la capital rusa dice que "no es feo en sí mismo", pero que "tiene otros problemas de expresión arquitectónica". Destaca, sobre todo, el contraste entre los rascacielos y el resto de la ciudad, cuyo lenguaje "es un problema que debe verse en el contexto local". Como ejemplo señala Milán: "construyó mucho en altura y uno de los distritos con más éxito es Porta Nuova, construido en las alturas".

    Esto te puede interesar: Moscú, nominada como una de las ciudades más inteligentes del planeta

    Ahora, Ratti tiene entre manos un proyecto al que ha puesto el nombre de Makr-Shakr. Una suerte de barman robotizado. Cuenta con la bendición de Google y acabó convirtiéndose en una 'start-up' italiana de éxito. Tranquiliza a los barman de carne y hueso: "Para nosotros lo más importante no es reemplazarlos, sino unir tecnologías y personas para permitir que estas interactúen con los robots".

    La idea tras Makr-Shakr es una aplicación móvil con la que el cliente selecciona el 'cocktail' que desea tomar.Acto seguido, un brazo mecánico lo mezcla, lo agita y lo sirve.

    Otro de los proyectos en los que está ahora enfrascado este turinés es Anas. Se trata de diseñar una autopista inteligente por la que puedan circular sin problema autos sin conductor. Las pruebas se están haciendo en la carretera entre Salerno y Reggio Calabria (Italia).

    La idea, explica, es situar postes inteligentes en ciertos tramos de la vía que puedan convertirse en nidos para los drones que, a su vez, controlen la circulación, las condiciones meteorológicas, la visibilidad en la carretera y, en caso de accidentes, informen de ellos para intervenir.

    "El siguiente paso es cruzar los datos sobre el estado del coche con los recogidos por los drones en la carretera para mejorar la seguridad".

    Revela a Sputnik tres puestos de trabajo que se necesitarán en el futuro, y mucho, en las ciudades inteligentes. "Primero, planificador urbano, porque debemos repensar las ciudades", dice, y resolver muchos problemas del siglo pasado. "Segundo, diseñador", pero en el sentido de pensar en el mundo y en cómo se transforma. "Tercero, todas esas profesiones que tengan que ver con el cuidado de otras personas".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    ¿Qué puede aprender América Latina de Rusia para planificar ciudades inteligentes?
    Rite: La empresa rusa que puede volver inteligentes las ciudades de América Latina
    Etiquetas:
    futuro, ciudades, drones, Singapur, Italia, Barcelona, Moscú