En directo
    Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)

    VRT300, el dron ruso que 'acercará' Europa a Asia

    © Foto : Servicio de prensa de Helicópteros de Rusia
    Tecnología
    URL corto
    0 230

    La empresa productora de drones rusa VR-Technologies anunció el 19 de abril el inicio de las pruebas de su novedoso dron VRT300, dotado de la capacidad de realizar el monitoreo de la densidad de hielo en el Ártico. Se espera que este aparato ayude a desarrollar la Ruta Marítima del Norte y reducir la duración de viaje entre Europa y Asia.

    Planteado desde el principio como un dron para fines civiles, el VRT300, marca un hito en el uso de aparatos no tripulados. Está prevista que la versión ártica de esta aeronave, llamada Arctic Supervision, realice operaciones de reconocimiento de rutas para rompehielos en la Ruta Marítima del Norte.

    • Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      © Foto : Servicio de prensa de Helicópteros de Rusia
    • Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      © Foto : Servicio de prensa de Helicópteros de Rusia
    • Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      © Foto : Servicio de prensa de Helicópteros de Rusia
    • Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      © Foto : Servicio de prensa de Helicópteros de Rusia
    • Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      © Foto : Servicio de prensa de Helicópteros de Rusia
    • Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      © Foto : Servicio de prensa de Helicópteros de Rusia
    • Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
      © Foto : Servicio de prensa de Helicópteros de Rusia
    1 / 7
    © Foto : Servicio de prensa de Helicópteros de Rusia
    Helicóptero no tripulado VRT300 (imagen gráfica)
    Este aparato goza de un radar que puede analizar la densidad de hielo y transmitir la información a bordo de la nave para que el capitán pueda tomar la decisión correcta. Esto posibilitará disminuir la duración y los costos de viaje. 

    "Ahora, las empresas pierden tiempo y dinero a causa de las demoras en los hielos, por eso buscan soluciones y recurren a nuestra ayuda", señaló durante una rueda de prensa el director general de la empresa fabricante, Alexandr Ojonko.

    El VRT300 se diseñó en dos versiones: la otra es Opticvision, que contará con mayor autonomía del vuelo y cumplirá misiones de monitoreo y de sondeo remoto.

    Según los planes actuales, la productora VR-Technologies busca recibir el certificado para el VRT300 en el año 2019 y empezar las ventas comerciales en 2020.

    Las características del dron

    El aparato pesa 300 kilogramos y es capaz de transportar cargas, incluidos  medicamentos, de unos 70 kilogramos a una distancia de más de 100 kilómetros. 

    También es posible aumentar su alcance hasta 500 kilómetros en caso de que haya instalados varios puestos de control en su ruta a cada 100 kilómetros, explicó Ojonko.

    Según el directivo, este dron contará con un motor que funcionará con queroseno o con una mezcla de queroseno con gasóleo. La decisión se debe al requisito de los marineros que tienen miedo de llevar un aparato lleno de un combustible fácilmente inflamable a bordo.

    "Por ahora utilizamos un motor extranjero producido en serie. De acuerdo con nuestros planes, vamos a utilizarlo en la etapa de pruebas. En la actualidad se están desarrollando motores rusos [para este tipo de aeronaves]. Esperamos que para el inicio de la producción en serie del VRT 300 contemos con un motor ruso fabricado en serie", detalló. 

    Soluciones tecnológicas

    El helicóptero dron cuenta con la posibilidad de cambiar de motor sin la necesidad de sustituir otras piezas.  El VRT300 puede contener un motor de diferentes tamaños, incluso en caso de que lo solicitara un comprador extranjero, precisó Ojonko.

    El dron emplea el sistema de hélices coaxiales, algo que está presente solo en este modelo y no tiene análogos en el mercado. El uso de hélices coaxiales propicia más estabilidad durante el vuelo, es decir, el aparato es resistente a violentas ráfagas de viento, explicó el director de la empresa.

    El problema de la aparición de hielo en el fuselaje y las hélices del VRT 300 se resuelve gracias al uso de un recubrimiento hidrófobo —es decir, que repele el agua. 

    "No recurrimos a esta tecnología porque es prácticamente imposible introducir un sistema de calefacción en la superficie, que se utiliza actualmente en los helicópteros grandes, puesto que tal sistema reduciría a cero la carga útil", dijo.

    Agregó que también se utiliza el repelente de agua en forma de aerosol que se pone sobre la superficie de las hélices.

    Dichas aeronaves estarán equipadas con tanques especiales resistentes a choques y pinchazos, en caso de que el helicóptero caiga de una altura de entre 20 y 50 metros. Esta tecnología permite evitar en muchos casos el derrame de combustible en caso de un siniestro, sostuvo Ojonko.

    Más: Empiezan en Rusia las pruebas del dron ártico VRT300

    Los patines del VRT300 permiten hacer aterrizar el helicóptero tanto en un suelo normal, como sobre la cubierta de una nave, relataron a los periodistas los empleados de la Oficina de Diseño de VR-Technologies.

    Visión de futuro

    "Ya decidimos que no vamos a utilizar ningún sistema ni material de producción estadounidense ni británico para evitar el problema de las sanciones. Todas las tecnologías y materiales usados en este helicóptero —salvo el motor, por ahora— son rusos. Solo esperamos que salga un propulsor ruso", declaró a los periodistas el director de la empresa, Alexandr Ojonko.

    Aclaró que el trabajo en cuanto a la seguridad de canales de comunicación de esta aeronave está en marcha. Se prevé que se complete y se integre en dicho dron para 2019.

    Uno de los proyectos que la empresa está desarrollando supone el uso de los drones en ciudades grandes, como la capital rusa, Moscú. En este sentido, la empresa está trabajando arduamente para garantizar una estabilidad de vuelo en las condiciones extremadamente difíciles de una urbe, pronunció el directivo.

    Varios países de regiones como América Latina y Oriente Medio ya muestran su interés en la adquisición de los drones VRT 300. Para adaptar sus aeronaves a las condiciones climáticas de estos países la empresa elabora un sistema de enfriamiento, destinado al uso en un clima templado.  

    Dicho dispositivo no reducirá la carga útil, porque no aumenta el peso total de la aeronave, sino que lo disminuye. Esto sucede gracias a la instalación de los sistemas de toma de aire, lo que supone ranuras adicionales en fuselaje. 

    Vídeo: Rusia ultima las pruebas de su propio dron 'eterno' 

    Además, VR-Technologies baraja entrar en el mercado de ventas en línea, igual que lo hacen varias compañías grandes de EEUU y China. Una de las opciones en consideración es entregar cargas con drones a estaciones especiales donde el cliente puede recolectar su compra, dijo Ojonko.

    Además:

    Rusia prueba un dron controlado por la mirada
    Rusia finaliza las pruebas del dron Fazán
    Bomberos rusos recibirán 600 drones nuevos para el 2020
    Las devastadoras capacidades del nuevo dron nuclear submarino de Rusia presentado por Putin (vídeo)
    Etiquetas:
    VR-Technologies, hielo, drones, helicópteros, VRT300, Helicópteros de Rusia, Ártico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik