En directo
    Hackeo (imagen referencial)

    El FBI se sale con la suya: podría acceder por la fuerza a (casi) cualquier iPhone

    © AFP 2018 / Thomas Samson
    Tecnología
    URL corto
    Gazeta.ru
    103

    El infinito tira y afloja entre el servicio de inteligencia y Apple podría haber llegado a su fin. Una compañía de electrónica israelí que colabora con Estados Unidos ha desarrollado una tecnología capaz de acceder por la fuerza a la información de los últimos modelos de iPhone.

    Sin duda, buenas noticias para los servicios de inteligencia estadounidenses (y malas para los clientes de la manzana), son las que llegan desde Israel. La empresa Cellebrite es en realidad una filial de Sun Corporation, una compañía japonesa de electrónica que todavía no ha hecho ninguna declaración oficial al respecto. Sin embargo, fuentes anónimas han asegurado a la revista Forbes que la tecnología en cuestión ya está en boca de todos dentro de las fuerzas de seguridad y de los expertos criminalistas de todo el mundo. Se publicita como un servicio para reventar las tabletas y los teléfonos de Apple que funcionen con cualquier versión del sistema operativo de la manzana superior a la 5.

    "En la lista figura el nuevo 'smartphone' de Apple, el iPhone X, que funciona con iOS 11. Esta información la han confirmado fuentes de la policía estadounidense, a la que Cellebrite le prometió que conseguiría deshacerse de la seguridad del iPhone 8. Según el cuerpo policial, lo más probable es que el iPhone X también se pueda 'hackear' y no sea un problema para los israelíes, ya que la protección en ambos modelos es prácticamente idéntica", señala el periódico ruso Gazeta.

    Privacidad en el punto de mira

    La tecnología puede "determinar o deshabilitar el código PIN, el patrón o la contraseña en los últimos dispositivos basados en iOS o de Android". Para usar la tecnología, la policía debe enviar el teléfono al laboratorio de la empresa para que lo analicen. Es allí donde logran acceder a los datos personales para luego entregárselos al cliente.

    Lea más: Francia considera multar a Apple con un millón de euros por no hackear móviles

    Forbes asegura que el precio de ese servicio es de 'solo' 1.500 dólares por dispositivo. "Teniendo en cuenta que Apple está dispuesta a pagar millones por cada vulnerabilidad detectada en un iPhone, el precio es muy económico", añade Gazeta.

    Por ahora la empresa de Cupertino no ha dicho nada al respecto. Sin embargo, los expertos creen que la compañía hará todo lo posible por eliminar las posibles vulnerabilidades de su celular, ya que con una herramienta como la de Cellebrite, ningún usuario de iOS estaría a salvo.

    Desde que la empresa de la manzana se empezó a esforzar en proteger sus dispositivos, los cuerpos de seguridad de todo el mundo no tuvieron más remedio que buscar formas poco ortodoxas de desbloquear los iPhone de las personas sospechosas de delitos.

    Lea más: Activistas convocan protestas globales en apoyo a Apple contra el FBI

    El origen del conflicto

    El caso más llamativo hasta el momento fue el juicio entre Apple y el FBI. La empresa de Steve Jobs se negó a prestar ayuda a los agentes para desbloquear el iPhone 5C del terrorista fallecido Said Farouk, autor de la matanza de San Bernardino en 2015.

    En febrero de 2016, un tribunal de Los Ángeles dictaminó que Apple estaba obligada a cooperar en la investigación, decisión que la empresa decidió recurrir.

    "Tememos que lo que se nos exige acabe por socavar todos los derechos y las libertados que nuestro Gobierno debe proteger", dijo en su momento el presidente de Apple, Tim Cook, y rechazó la idea de crear una 'llave maestra' que abriese todos sus teléfonos.

    Al cabo de un tiempo, el FBI retiró inesperadamente su demanda contra Apple al mismo tiempo que afirmaba que ya no necesitaba sus servicios porque el iPhone ya lo habían logrado desbloquear 'hackers' externos.

    Lea más: El FBI entra en el iPhone del terrorista de San Bernardino

    Tras aquel episodio, la prensa occidental empezó a revelar que quien había salvado al FBI había sido "cierta compañía israelí" que bien podría ser Cellebrite. La prueba de ello estaría en un contrato firmado entre el mismo FBI y Cellebrite el mismo día que la agencia de inteligencia anunciaba que ya no necesitaba los servicios de Apple. Los rumores en torno a Cellebrite hicieron que las acciones de Sun Corporation subiesen un 35% en dos días.

    Codicia

    La tecnología de Cellebrite no solo preocupa a Apple, sino también a los defensores de los derechos humanos. Es fácil abusar de las posibilidades de una herramienta capaz de tanto.

    Adam Schwartz, un representante de la Electronic Frontiers Foundation, protectora de los derechos de los ciudadanos en internet, ha condenado los pasos dados por Cellebrite. En su opinión, la empresa se aprovecha de las vulnerabilidades que detecta en los dispositivos en lugar de notificar de su existencia a quien corresponda.

    Schwartz teme que el Gobierno tenga ahora más poder que antes y que eso dé pie a piratear en secreto cualquier teléfono sin tener que esperar la decisión de un juez.

    Además:

    Vuelven a sacarle defectos al iPhone X
    ¡Cuidado! Muy pronto el iPhone X puede acabar relegado del mercado
    El iPhone X hace daño… físico
    Etiquetas:
    hackeo, iPhone, Apple, Buró Federal de Investigaciones (FBI), EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik