07:37 GMT +318 Noviembre 2017
En directo
    El cohete portador estadounidense Atlas V, dotado con los motores rusos RD-180, durante el despegue (imagen referencial)

    El fabricante de motores RD-180 comenta el primer éxito de su 'rival'

    © REUTERS/ U.S. Air Force/Senior Airman Ian Dudley
    Tecnología
    URL corto
    32843211

    Los primeros ensayos exitosos del motor de cohete BE-4 de la empresa Blue Origin, destinado a sustituir los rusos RD-180 en la industria espacial de EEUU, merecen "un gran respeto", aunque todavía queda mucho trabajo hasta que pueda volar, según el director general de la empresa rusa Energomash.

    "Todo mercado debe ser competitivo, y tenemos un gran respeto hacia lo que hace Blue Origin. Para nosotros, es un incentivo para seguir desarrollando y perfeccionando nuestros productos", estimó Ígor Arbúzov, jefe de la empresa fabricante de los motores RD-180.

    Al mismo tiempo, el motor BE-4 todavía tiene que pasar las pruebas de vuelo y confirmar sus características, recordó el gerente de Energomash. En particular, debe acumular una estadística de usos exitosos antes de que los clientes se decidan a confiar en él.

    "Nuestros colegas todavía tienen mucho trabajo antes de que el motor empiece a usarse", afirmó Arbúzov a Sputnik.

    El gerente recordó que Rusia también trabaja en la creación de los motores de cohetes a base de metano, como el BE-4. Así, a finales de 2016 una filial de Energomash realizó las primeras pruebas estáticas de un motor con empuje de 40 toneladas y ya ha elaborado un diseño para uno de 85 toneladas.

    Más aquí: Éxito en primeras pruebas del motor de cohete ruso a base de metano

    La principal ventaja de este tipo de combustible, además de ser mucho menos nocivo para el medioambiente, radica en la posibilidad de uso múltiple de los motores. Los motores de metano pueden dar un impulso al concepto de los cohetes reutilizables.

    La lucha por la 'independencia de los rusos'

    El 19 de octubre Jeff Bezos, el fundador de Blue Origin, publicó el vídeo de la primera puesta en marcha exitosa del motor BE-4. En el mayo pasado una prueba estática terminó en fracaso, destrozando el estand de pruebas.

    El BE-4 es un motor de cohete alimentado por metano destinado a sustituir a los RD-180 rusos, la dependencia de los cuales causa irritación en Washington debido a las tensiones actuales entre las dos naciones.

    No obstante, cabe señalar que desde 1997, cuando se firmó el acuerdo de suministros de 101 unidades de los RD-180, ningún factor político influyó en la calidad y los plazos de las entregas. En diciembre de 2014 el pedido aumentó a 20 unidades más.

    EEUU prevé independizarse de los motores rusos para 2019, aunque ya se valora que el plazo de uso de los RD-180 por las empresas espaciales norteamericanas será más largo.

    Lea también: El Pentágono no puede deshacerse de los motores rusos de cohetes

    Además:

    Vídeo: Prueban nuevo motor cohete 'demoníaco' en Rusia
    'Ooops': EEUU no tiene presupuesto para negarse a usar motores rusos RD-180
    Made in Russia: ¿Cómo será el nuevo motor cohete de plasma?
    Científicos rusos crean un nuevo motor de naves espaciales
    Vídeo en 360º: la NASA pone a prueba el motor del cohete más potente del mundo
    Etiquetas:
    lanzamiento, motor cohete, desarrollo, competencia, espacio, BE-4, RD-180, Blue Origin, Energomash, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik