En directo
    Tecnología
    URL corto
    1260
    Síguenos en

    El láser de rayos X más potente del mundo empezó a funcionar cerca de la ciudad alemana de Hamburgo gracias a la revolucionaria idea, generada en el siglo pasado por el equipo del físico ruso, Evgueni Saldin. Sputnik ha logrado visitar los pasillos subterráneos de XFEL.

    El proyecto que se llama Láser Europeo de Electrones Libres y Rayos X (European XFEL, por sus siglas en inglés) representa el fruto de la colaboración llevada a cabo por científicos de 11 países. Su presupuesto alcanza 1500 millones de euros y Rusia es el segundo país después de Alemania que invirtió más recursos financieros en el desarrollo del proyecto.

    Thomas Tschentscher, miembro del consejo administrativo de XFEL comunicó a la agencia Sputnik que la idea surgió en los años 70 del siglo pasado. En los años 80, el equipo de Saldin desarrolló el concepto pero no pudo plasmarlo realmente ya que no contaba con toda la tecnología necesaria. En los años 90 cuando apareció esta tecnología, surgió la propuesta de construir la instalación.

    Lea también: Para qué los físicos rusos bombardean el grafeno

    Láser Europeo de Electrones Libres y Rayos X (European XFEL)
    © Sputnik / Alexander Boos
    Láser Europeo de Electrones Libres y Rayos X (European XFEL)

    Por su parte, Adrian Mancuso, director científico de SPB/SFX Instruments —uno de los experimentos que se realizan en el marco del proyecto XFEL— agregó que precisamente los investigadores rusos sentaron las bases del conocimiento sobre cómo debería funcionar el futuro láser.

    "Son unos científicos magníficos que hicieron un trabajo revolucionario e innovador", dijo el investigador australiano.

    Asimismo, Mancuso explicó cómo funciona el XFEL. El láser surge cuando los electrones atraviesan campos electromagnéticos que cambian constantemente.

    "En estos campos, los electrones realizan el movimiento rotacional que genera los rayos X. Una mayor cantidad de electrones produce un mayor número de rayos X que tras acumularse en un haz crean el efecto láser".

    El láser más potente del mundo entró en servicio el 1 de septiembre de 2017. Un corresponsal de Sputnik asistió a la ceremonia de inauguración y visitó las salas subterráneas en que se llevan a cabo varios experimentos.

    "Nosotros aquí somos líderes científicos mundiales. Podemos descubrir nuevas fuentes de energía como por ejemplo la energía solar fotovoltaica. La industria química puede hacer avances en el estudio de la catálisis", comentó a Sputnik Robert Feidenhansl, director gerente de XFEL.

    Según sus palabras, la instalación representa un tipo de microscopio gigante. Algo parecido ya fue creado por los científicos de Japón y sus colegas estadounidenses de la Universidad Stanford.

    "Nos miran con envidia", dijo a la vez que destacó que los científicos del proyecto XFEL siguen colaborando y compartiendo su experiencia con todos los investigadores del mundo que trabajan en la esfera de la física de láser y de rayos X.

    Christian Bressler, jefe del equipo dedicado a realizar el experimento Instrument FXE y que trabaja en calabozos ubicados a profundidad de 14 metros bajo tierra, anotó que el complejo cuenta con todo el equipamiento necesario para la investigación.

    "Tenemos un sistema láser con luz óptica. Con su ayuda podemos provocar reacciones químicas. Las iluminamos con ayuda de un destello generado por láser para ver los procesos que ocurren en su transcurso".

    Los científicos realizan los experimentos en calabozos ubicados a una profundidad de 14 metros
    © Sputnik / Alexander Boos
    Los científicos realizan los experimentos en calabozos ubicados a una profundidad de 14 metros

    El experto explicó que los electrones aceleran dentro de un túnel de 3,4 kilómetros de largo hasta conseguir una velocidad de 17 electronvoltios. En este mismo instante el láser emite un destello corto que ilumina los procesos químicos y biológicos mientras que varias cámaras lo graban en vídeo.

    "Tenemos la cámara de rayos X más rápida del mundo que puede grabar la estructura molecular", enfatizó.

    XFEL es el acelerador lineal más grande y más potente del mundo. En este sentido le ha ganado la partida al láser de rayos X que se encuentra en la Universidad Stanford en California y que puede producir tan solo 120 destellos por segundo. Para comparar, el XFEL produce hasta 27.000 destellos que en cuanto a su luminosidad son más brillantes que la luz del sol.

    El equipo encabezado por Christian Bressler trata de realizar ajustes en el láser de rayos X
    © Sputnik / Alexander Boos
    El equipo encabezado por Christian Bressler trata de realizar ajustes en el láser de rayos X

    Instrument FXE es solo uno de los muchos proyectos experimentales que se realizan en los calabozos de XFEL. Otro equipo que se dedica a la investigación en la esfera de la biología y la farmacéutica, se llama SPB Instrument.

    "Nosotros investigamos sustancias que influyen de forma directa en las proteínas y los receptores. Además, podemos observar los virus y un día seremos capaces de revelar su estructura atómica a los farmacéuticos. Entonces podrán inventar sustancias que luchen contra uno u otro virus", aclaró Mark Messerschmidt a Sputnik.

    Además:

    Físicos convierten grafeno en 'diamante elástico'
    Señores de la luz: científicos logran importante avance hacia las computadoras cuánticas
    Etiquetas:
    Made in Russia, rayos X, láser, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook