04:31 GMT +317 Noviembre 2019
En directo
    Mi-8, pintado de dorado

    Visita la planta Mil, la cuna de los helicópteros rusos más famosos (fotos)

    © Sputnik / Elena Adamovich
    Tecnología
    URL corto
    2390
    Síguenos en

    La oficina de diseño Mil, que heredó el nombre del ilustre constructor soviético, es una de las dos responsables de crear la entera industria de helicópteros de Rusia. Con motivo del 70 aniversario de la empresa, Sputnik visitó la famosa planta para contar su pasado, presente y futuro.

    Ubicada en las afueras de la capital, cerca de la localidad de Liúbertsi, la Fábrica de Helicópteros Mil es una moderna empresa que reúne en su territorio los edificios industriales, el aeródromo y el Centro de Diseño de Helicópteros ruso, pero que también honra su historia y mantiene su propio museo y la exposición de sus aeronaves históricas.

    Creada en 1947 por el decreto de Iósif Stalin y bajo el liderazgo del ingenioso ingeniero ruso Mijaíl Leóntievich Mil, la oficina de diseño que lleva su nombre es responsable de los helicópteros más populares de la URSS y Rusia.

    Fotos: Cómo se construyen los helicópteros rusos

    Es aquí donde fueron concebidos, probados y fabricados los polivalentes Mi-8 con sus múltiples modificaciones, los grúas-voladores Mi-10, los enormes Mi-26 —los helicópteros más grandes del mundo producidos en serie—, las temibles aeronaves de combate Mi-24 y Mi-28 Cazador Nocturno, así como el helicóptero más grande que jamás tomó los cielos, el V-12.

    "Es sorprendente como los conceptos iniciales dibujados por Mil se trasladaban en los diseños industriales casi sin cambios", relata su hija Nadezhda Mil, que ahora es encargada del museo de Mil en la fábrica.

    Hasta hoy en día los helicópteros de Mil constituyen el 95% de todo el parque aéreo de Rusia y se emplean en más de 80 países del mundo. Todos nacieron en los despachos y en los edificios de la fábrica de helicópteros de Moscú.

    Despacho del ingeniero ruso Mijaíl Leóntievich Mil
    © Sputnik / Elena Adamovich
    Despacho del ingeniero ruso Mijaíl Leóntievich Mil

    Un pasado lleno de récords

    Al llegar a la planta, lo primero que se ve es un monumento al Mi-8, pintado de dorado, que es uno de los helicópteros más populares de la historia de la aviación y el helicóptero de dos motores más numeroso del mundo.

    Más aquí: El consorcio Helicópteros de Rusia adelanta detalles sobre sus futuras presentaciones

    Libélula, símbolo de los constructores de helicópteros
    © Sputnik / Elena Adamovich
    Libélula, símbolo de los constructores de helicópteros

    Tras volar por primera vez en 1961, el diseño del Mi-8 se mostró viable y duradero, así como apto para las modificaciones.

    Se incorporó al Ejército rojo en 1967 y hasta hoy en día, 50 años después, los militares rusos y extranjeros compran sus más recientes modificaciones.

    Pero el Mi-8 fue tan solo uno de los logros del ingeniero.

    El primer modelo concebido por Mil, voló tan solo en un año tras la creación de la oficina de diseño a pesar de la devastación que había causado la guerra. El ligero Mi-1, con capacidad de transportar tres personas, se convirtió en el primer helicóptero producido en serie en la URSS.

    Le puede interesar: Los 10 mejores helicópteros de ataque del mundo

    El Mi-2 ya se acercó al concepto de los helicópteros ligeros polivalentes. Con capacidad para transportar hasta 10 pasajeros y marcando un récord de velocidad de vuelo de la época —de 269 km/h—, el Mi-2 se fabricaba en versiones de transporte, ambulancia, agrícola, de combate y otros desde 1965 hasta 1992.

    Lo peculiar es que la aeronave se fabricaba exclusivamente en Polonia: la URSS entregó al país vecino las tecnologías necesarias y ofreció un gran apoyo por parte de los ingenieros de la fábrica Mil.

    El Mi-4, el primer helicóptero mediano de Mil, pasó de la concepción a la fabricación en serie en un tiempo récord: en tan solo un año de 1951 a 1952. Ya podía transportar hasta 16 pasajeros o 12 soldados con todo el equipo, o 1.600 kilogramos de carga.

    "La rapidez del desarrollo y del lanzamiento de la producción en serie se debe a que en los años treinta los científicos [de la URSS] habían creado un gran potencial científico-industrial. Con este potencial, se pudo pasar rápidamente de un concepto hacia un prototipo", destaca Nadezhda.

    Ganó tanta popularidad en el país que sus versiones se emplearon hasta 1988 a pesar de la existencia del más moderno Mi-8 en la época.

    Mientras la empresa acumulaba experiencia y conocimientos, los avances a escala global no se dejaron esperar.

    El primer helicóptero pesado de la URSS, el Mi-6, fue el más grande, más potente y más veloz de su tiempo. Su diseño, de dos motores turboeje, se considera actualmente 'el clásico'.

    Helicóptero Mi-6
    © Sputnik / Elena Adamovich
    Helicóptero Mi-6

    El Mi-6 entró en servicio en 1963 y marcó 16 récords mundiales de su época, en particular, la oficina de diseño Mil recibió el premio aeronáutico Sikorsky por alcanzar una velocidad de 320 kilómetros por hora: en aquel entonces, no se creía que los helicópteros podían superar los 300 km/h.

    Mientras el helicóptero pesado se diseñaba con fines militares —para trasladar sistemas de misiles tácticos recién integrados Luna—, la capacidad de carga operativa del Mi-6 de 12 toneladas le hizo indispensable para el sector civil del país.

    "Es reconocido que los helicópteros de Mil aceleraron el desarrollo de los recursos de Siberia. Debido a un ambiente adverso, era imposible llevar las tuberías [para extraer el petróleo] por vía terrestre, pero los helicópteros sí lo permitían. Se estima que los helicópteros Mi-6 adelantaron este proceso unos 15 años", comenta Nadezhda Mil.

    Cabe notar también que en el marco de este mismo proyecto estatal el 'rival' de Mil, la oficina de diseño Kamov, elaboró su propio proyecto de un girodino pesado, el Ka-22. El vehículo, a su vez, marcó ocho récords mundiales para las aeronaves de su clase que permanecen hasta la actualidad. No obstante, la complejidad del control de los girodinos y una serie de catástrofes con los prototipos llevaron a la victoria el proyecto de Mil, el más viable de los dos.

    El heredero del Mi-6, el Mi-26, que voló por primera vez en 1977 y se produce actualmente, hoy en día es el helicóptero más grande y más potente del mundo fabricado en serie. Con una capacidad de carga de 20 toneladas, el Mi-26 permanece fuera del alcance de su mayor competidor estadounidense, Sikorsky CH-53E (14,5 toneladas).

    Helicóptero Mi-26
    © Sputnik / Elena Adamovich
    Helicóptero Mi-26

    La potencia del Mi-26 se hace evidente en dos ejemplos particulares. Más de una vez, la aeronave fue usada para evacuar los helicópteros pesados estadounidenses CH-47 Chinook averiados desde las áreas montañosas de Afganistán.

    En otro caso espectacular, la aeronave rusa trasladó por aire a un avión de pasajeros Tu-134.

    Este truco lo hizo también más de una vez.

    Los dos helicópteros de ataque, producidos por Mil —el Mi-24 y el Mi-28 Cazador Nocturno— no requieren presentación.

    Helicóptero Mi-24
    © Sputnik / Elena Adamovich
    Helicóptero Mi-24

    El Mi-24 (y sus modificaciones) es el helicóptero de combate más numeroso del mundo, adelantando en este sentido al también famoso AH64 Apache estadounidense mientras el Mi-28 es un sucesor más adaptado para el combate, que recibió con éxito su bautismo de fuego en Siria.

    Pero la joya de la carrera del propio Mijaíl Mil fue el V-12, el helicóptero más grande jamás construido.

    El leviatán de Mil

    El V-12, que habría recibido el nombre de Mi-12 al entrar en serie, fue un helicóptero superpesado diseñado para transportar partes de misiles balísticos intercontinentales a largas distancias y sin necesidad de aeródromos, como su homólogo aéreo, el avión de transporte pesado An-22.

    Helicóptero V-12
    © Sputnik / Elena Adamovich
    Helicóptero V-12

    Dotado con cuatro motores adoptados del Mi-6 para alimentar sus dos rotores transversales de régimen, el V-12 tenía un peso máximo de despegue de 105 toneladas.

    Esta enorme aeronave, que voló por primera vez en 1968, estableció el récord imbatido hasta ahora de levantar más de 40.000 kilogramos de carga. Para comparar, el V-12 fue capaz de trasladar a su antecesor, el Mi-6, con la máxima carga.

    "Al ver el V-12 en el Salón Aeronáutico en Le Bourget, Francia, [en 1971], los ingenieros aeronáuticos lo elogiaban como el mayor avance en la industria de helicópteros. Y los periodistas comparaban el vasto interior de la aeronave con una catedral gótica", comentó Nadezhda.

    Helicóptero V-12
    © Sputnik / Elena Adamovich
    Helicóptero V-12

    El desarrollo de un helicóptero tan grande y pesado planteó nuevos desafíos ante la ciencia aeronáutica, incluida la aerodinámica y la resistencia de los materiales. Ya en el segundo prototipo, muchos de ellos fueron resueltos.

    Sin embargo, el exitoso diseño no entró en la producción en serie. Para el final de las pruebas, la industria militar de la URSS ya contó con misiles intercontinentales más ligeros, transportados por las plataformas móviles, así que la necesidad de tanta potencia resultó excesiva. En cuanto a otras tareas civiles y militares, el Mi-6 y su modificación de grúa Mi-10 las cumplían plenamente.

    Últimamente, los dos V-12 producidos aсtualmente desempeñan las funciones de pieza de museo: uno en la propia planta de helicópteros y otro en el museo de las Fuerzas Aéreas.

    Helicóptero V-12 y avión An-22
    © Sputnik / Filipp Churilov
    Helicóptero V-12 y avión An-22

    Al contestar a la pregunta sobre si es posible restablecer la capacidad de vuelo del V-12, el constructor general y vicedirector ejecutivo de la planta, Nikolái Pavlenko, respondió que "teóricamente es posible".

    "En teoría, es posible. Pero hay que darse cuenta de que la mayoría de las piezas usadas en el helicóptero ahora no se producen. Además, hoy existen tecnologías más eficaces, sobre todo en cuanto a los rotores", profundizó el ingeniero.

    Un presente estable

    Además de seguir produciendo helicópteros para los clientes nacionales y extranjeros, la fábrica Mil sigue diseñando nuevas aeronaves. Formando parte de la empresa Helicópteros de Rusia —parte del consorcio Rostec—, los ingenieros de Mil juntan sus esfuerzos con las mayores plantas aeronáuticas de Rusia, así como con sus colegas de la oficina de diseño Kamov, que, de hecho, actualmente son sus vecinos.

    El modelo más reciente de Mil, el helicóptero mediano polivalente Mi-38, está en la fase final de sus pruebas.

    Lea también: El novedoso helicóptero ruso de la aviación naval Ka-52K Katran, en acción

    Helicóptero Mi-38
    © Sputnik / Elena Adamovich
    Helicóptero Mi-38

    Además, la fábrica goza de una importante presencia en diferentes partes del mundo en todos los continentes, del Sudeste Asiático a América Latina. En muchos países están presentes los centros de mantenimiento de los helicópteros Mil o las fábricas de producción.

    El vicedirector ejecutivo subrayó que el actual enfoque de la fábrica consiste en ampliar la red de los centros de mantenimiento en todos los países donde se emplean los helicópteros Mi "sin enfocarse en países concretos", con el fin de ofrecer a los propietarios más opciones de mantenimiento de los helicópteros.

    En la región latinoamericana, en particular, Nikolái Pavlenko destacó una amplia presencia de los helicópteros Mi de varias modificaciones, sobre todo las modificaciones del Mi-8 y el Mi-35M, así como la cooperación activa con Venezuela, Brasil y Perú, entre todos.

    "Planeamos aumentar nuestra presencia en este mercado [latinoamericano] y suministrar más aeronaves. Al mismo tiempo, entendemos que el tema de los centros de mantenimiento es de suma importancia […], así que actualmente nos ocupamos en detalle de estas cuestiones", profundizó Pavlenko.

    Lea más: Rusia crea centros de mantenimiento de helicópteros en América Latina

    Mientras la fábrica Mil mantiene y está desarrollando el contacto con sus clientes históricos en la región, en el caso de Brasil se trata de un nuevo contrato ruso-brasileño, firmado en la década de 2010. En el marco de la entrega, la parte rusa adoptó los helicópteros para las exigencias nacionales del país latinoamericano.

    En cuanto al efecto de las discrepancias políticas en las ventas de sus helicópteros, Pavlenko indicó que en el caso de los helicópteros civiles "es un negocio ventajoso para todos", dando como ejemplo la compra de un lote de helicópteros Mi-8 por parte de EEUU, así como citando las ventajas técnicas y económicas de los helicópteros de Mil.

    El camino hacia el futuro

    Entre las prioridades actuales de la planta, el constructor general destacó el aumento del uso de materiales compuestos en sus helicópteros —que ya permitieron aumentar las capacidades de vuelo de los modelos vigentes tan solo al emplear materiales más ligeros y resistentes—, pero sobre todo el ingeniero prioriza la seguridad de los vuelos.

    Cabina de piloto de helicóptero Mi-38
    © Sputnik / Elena Adamovich
    Cabina de piloto de helicóptero Mi-38

    Así, el nuevo helicóptero Mi-38 incorpora una serie de tecnologías dedicadas exclusivamente a la seguridad de los vuelos. Para su certificación, la aeronave pasó las pruebas de resistencia ante los choques con pájaros —una causa común de averías de las aeronaves—.

    Además, el helicóptero es capaz de funcionar al menos 30 minutos sin lubricante en los aparatos. Esto es suficiente para elegir el punto de aterrizaje idóneo y aterrizar el helicóptero en caso de algún fallo o avería.

    Pero la novedad quizás más importante sería el aterrizaje con autorotación.

    "En caso de un fallo del motor, el rotor puede entrar en el modo de autorotación, lo que permite aterrizar la aeronave de una manera segura", relató Pavlenko en las pruebas del Mi-38 para recibir el certificado.

    Los helicópteros Mi-38 junto con otros modelos de aeronaves de la Oficina de Diseño Mil, se presentarán en el Salón Aeroespacial MAKS-2017, celebrado en el aeródromo de Zhukovski en las afueras de Moscú entre el 18 y el 23 de julio.

    Además:

    Un automóvil-helicóptero y otras novedades de la HeliRussia 2017
    Los 'tanques voladores' rusos conquistan los cielos del Lejano Oriente
    El destino de los Ka-52K en Rusia, 'robados' de sus Mistral
    Potencia y precisión: el helicóptero Mi-35M pone a prueba sus límites
    Etiquetas:
    aviación, helicópteros, Planta de Helicópteros Mil de Moscú, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik