En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    El diseñador británico que vendió el dron Ascenta —ahora Aquila— a Facebook por 20 millones de dólares en 2014 planea revolucionar el mercado de la entrega de ayuda humanitaria con un dron completamente barato y completamente… ¿comestible?, según Motherboard.

    Una aeronave semiautónomo Pouncer es el proyecto del antiguo veterano británico Nigel Gifford. Desplegados en el avión de transporte Hercules C-130 que vuela a una altura de casi ocho kilómetros, estos drones están diseñados para traer encima la comida y el material médico envasados al vacío, al ser enviados a las áreas de necesidad.

    Gifford comentó al medio que el aparato resuelve dos problemas principales de la entrega humanitaria: precisión y economía.

    "Bueno, puede responder muy rápidamente a una necesidad. Si hay un desastre, Pouncer puede ser introducido y reaccionar en pocas horas y con alta precisión. Dondequiera que la infraestructura esté cortada, dondequiera que un espacio aéreo esté cortado, puede actuar el Pouncer yendo precisamente al centro del problema. Esto no quiere decir que otros medios de la entrega aérea desde ahora son caducos. Son excepcionalmente buenos, pero solo cuando las condiciones son buenas", manifestó.

    Gifford mencionó que su invención no solo será capaz de llevar hasta 50 kilógramos de la carga de medicamentos y alimentos, sino también sus partes pueden ser utilizadas, a saber se puede usar su combustible y su armazón liviano de madera para prender fuego, o usar sus piezas para construir su refugio.

    Una vez que se realicen con éxito los vuelos de prueba con el armazón actual, el inventor planea reemplazar las piezas de las alas con la comida.

    "Barrita de chocolate sobre alas", supuso.

    Tras ser desplegado, el sistema de navegación dirigirá Pouncer a vuelo libre hacia el área. La máquina desplegará un paracaídas poco antes de aterrizar para aumentar la precisión respecto a su objetivo.

    Gifford y su empresa, llamada Windhorse Airspace,  radicada en la ciudad de Somerset, hasta ahora ha tenido un presupuesto de unos 460.000 de dólares y prevé lanzar un programa de micromecenazgo en los próximos meses. Si tiene éxito, Pouncer podrá volar ya el venidero abril.

    Además:

    Donuts y café: realizan la primera entrega homologada con un dron en EEUU
    Juegos de drones, ¿la estrella de las competiciones militares rusas?
    Drones rusos usarán la energía solar
    Etiquetas:
    ayuda humanitaria, drones, Hercules C-130, Pouncer
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook