20:17 GMT +311 Diciembre 2017
En directo
    Radiación

    Bienvenidos a una de las fábricas más secretas de Rusia

    CC BY 2.0 / Mad House Photography / X-ray
    Tecnología
    URL corto
    1300

    Existen tecnologías en las que Rusia no solo alcanza estándares globales, sino que adelanta a Alemania, Japón y Estados Unidos. Se trata de la clave de la industria nuclear: centrifugadoras de gas para separar isótopos.

    Para ver con sus propios ojos cómo funcionan las cascadas de las centrifugadoras de gas, el reportero del diario Lenta.ru, Pável Orlov, visitó una de las fábricas más secretas de Rusia: la Planta Electroquímica de Zelenogorsk.

    "La fábrica es tan enorme que desde tierra uno no se da cuenta de lo grande que es", observó el reportero.

    Los rotores de las centrifugadoras de gas —actualmente, de novena generación— funcionan con una velocidad increíble de unas 2.000 rotaciones por segundo y no se han detenido una sola vez durante 30 años seguidos. ¿Cómo? Ese es uno de los secretos estatales mejor guardados.

    Además de Rusia, unas centrifugadoras similares pero no tan avanzadas las produce solo una empresa en el mundo: la Urenco, de Gran Bretaña, Alemania y los Países Bajos.

    Gracias al conservado y aumentado liderazgo en el campo de la separación de isótopos, actualmente, en Rusia se enriquece un 45 % de todo el uranio utilizado en el planeta Tierra. Cabe mencionar que de las 439 unidades de generación eléctrica que funcionan en el mundo, solo 34 se encuentran en el país eslavo. El uranio enriquecido en Rusia lo compran casi todas las grandes potencias. Los contratos de suministro a las empresas de energía en Europa, América, África y Asia están firmados y se extienden hasta la próxima década.

    Actualmente, en Zelenogorsk se enriquece un tercio del uranio de Rusia, es decir, un 15 % de todo el uranio utilizado en el mundo. Al mismo tiempo, un equipo similar de la planta produce más del 30 % de isótopos estables del mercado mundial.

    Central nuclear de Novovorónezh en Rusia (ilustración)
    © Sputnik/ Ulyana Solovyova
    Los isótopos separados —enriquecidos o empobrecidos— se utilizan en la medicina, las industrias nucleares y electrónicas, las investigaciones de la física fundamental y de la alta tecnología. La Planta Electroquímica suministra los isótopos estables a 30 países, incluyendo Alemania, Reino Unido, EEUU y Canadá.

    Del uranio natural la gente se lleva solo el isótopo U-235, un 0,7% de la sustancia. El isótopo U-238 casi no se usa. Sin embargo, no se tira, puesto que, en un futuro no muy lejano, cuando la tecnología avance suficiente para el uso masivo de los reactores de neutrones rápidos, el isótopo U-238 —uranio empobrecido— se convertirá en una materia prima estratégica. Además, el uranio 238 puede servir para producir excelente blindaje para tanques o balas 1,7 veces más pesadas que las de plomo.

    Además:

    Rusia es el único país capaz de integrar reactores "rápidos" a su sistema energético
    "Rusia tiene de qué enorgullecerse en materia de tecnología nuclear"
    Una compañía de Rosatom venderá combustible nuclear a EEUU
    Etiquetas:
    centrifugadora nuclear, tecnología, isótopos, enriquecimiento de uranio, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik