En directo
    Impresora 3D Zinter pro

    Los 'makers' preparan una revolución digital en el mundo de la industria

    © Sputnik/ Evgeny Biyatov
    Tecnología
    URL corto
    0 106890

    La revolución digital va ganando terreno en el campo industrial, afirmó a Sputnik Vladimir Kuznetsov, organizador de la feria Moscow Mini Maker, primer festival de 'makers', celebrado en la capital rusa del 9 al 10 de julio.

    El movimiento de los 'makers' —hacedores o creadores, en inglés—, cada vez más popular en muchos países del mundo, también está presente en Rusia. En la feria Moscow Mini Maker participaron investigadores, inventores, estudiantes y representantes de empresas de Rusia, Holanda, EEUU, Japón, Argentina y España.

    "La gente extrañaba la oportunidad y la necesidad de hacer algo con sus propias manos. Internet, que antes nos molestaba, ahora nos ayuda. Hay un montón de plataformas para el intercambio de ideas, archivos, experiencia y conocimientos. La revolución digital —que ya se ha completado en el campo de las comunicaciones y la informática— está ahora ocurriendo en la esfera de la producción", declaró Kuznetsov.

    El movimiento 'maker' moderno se basa en el uso activo de la tecnología y la impresión 3D. Con la ayuda de una impresora 3D, se puede fabricar una prótesis médica, según un diseño disponible en internet, o hacer un pastel en forma de un dibujo de niño e, incluso, montar un coche.

    Entre los primeros en adoptar el enfoque tecnológico están los creadores de las prótesis médicas.

    Uno de los proyectos rusos de producción de prótesis médicas, MaxBionic, asegura que, gracias a las nuevas tecnologías, es posible bajar considerablemente el coste de las partes postizas del cuerpo.

    Lea también: Trasplantan con éxito el primer órgano creado con impresora 3D en Rusia

    "El precio de las prótesis modernas oscila entre 15.000 y 300.000 dólares. Con ayuda de las nuevas tecnologías, tales como la impresión 3D, podemos reducir el costo hasta 1.000 dólares. ¡Esto es 10 veces más barato, lo que significa que estos dispositivos pueden llegar a mucha más gente!", enfatiza la página web de la empresa.

    Además, otra compañía rusa, Motórika, asegura que las nuevas tecnologías permiten 'tunear' la prótesis para hacerla lo más práctica y cómoda posible.

    "La prótesis puede disponer de unos dispositivos de acceso a internet inalámbrico con la posibilidad de proyectar la imagen en una pantalla flexible colocada en el brazo. La estructura de la prótesis permite sustituir los dedos por las herramientas y ajustar la prótesis a diferentes operaciones laborales. El color, la forma y el tamaño pueden ser diseñados de acuerdo con los deseos del cliente", indica la web de Motórika.

    Parece que los 'makers' pueden fabricar solos casi cualquier objeto, individualizándolo. Es un desafío a la producción masiva y a las grandes corporaciones. En consecuencia, el movimiento se hizo popular en muchos países, entre ellos, España.

    Lea más: Científicos de Tomsk logran hacer piezas de cerámica en impresora 3D

    Cecilia Tham, directora de MOB —Makers de Barcelona- y fundadora de una cafetería digital popular en la capital de Cataluña —FabCafé—, ideada y establecida por primera vez en Japón, comentó a Sputnik las razones del éxito del movimiento de los 'makers'.

    "Hay gente que ocupa una posición activa en la vida. Ser activo forma base de cualquier negocio, así como el deseo de arriesgarse y crear algo propio. Ese deseo de crear algo representa el fundamento del 'movimiento maker'. La gente está dispuesta a invertir en estas 'startups', porque ven perspectivas de futuro", explicó Cecilia.

    A partir de 2017, en Rusia, la tecnología de las impresoras 3D se enseñará en las escuelas como una asignatura obligatoria.

    Además:

    Rusia muestra su primer dron creado con impresora 3D
    Seis países reciben señal del primer satélite ruso impreso en 3D
    ‘Chica mala’ multada por vender código para imprimir su vagina en 3D
    Impresoras 3D ganan terreno en la creación de tanques rusos
    Las 'startups' rusas: tabletas enormes y flash infinita
    Etiquetas:
    mano de obra, Internet, startup, tecnología, impresora 3D, España, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik