Widgets Magazine
11:57 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    ExoAtlet, exoesqueleto médico ruso

    ExoAtlet: el nuevo exoesqueleto ruso tiene un enorme potencial

    © Sputnik / Ramil Sitdikov
    Tecnología
    URL corto
    0 171
    Síguenos en

    El exoesqueleto de producción rusa ExoAtlet, que salió a la venta el 14 de julio, es considerado uno de los proyectos nacionales más prometedores en el ámbito de la medicina. Sputnik conversó con la directora gerente de la empresa, Yekaterina Beréziy, sobre el futuro de este innovador aparato.

    El ExoAtlet recibió recientemente la certificación por parte del ente regulador de la salud pública rusa —Roszdrav—, y ya puede ser distribuido en el mercado nacional. Hasta hoy, el proyecto ha atraído unos dos millones de dólares en inversiones y ahora se somete a pruebas clínicas, relató Beréziy en la entrevista a Sputnik.

    "[El exoesqueleto] ayuda a los pacientes a recuperar, como mínimo, el funcionamiento de sus órganos internos y, como máximo, a restaurar la función motora. Nuestro sistema de manejo les permite seleccionar un movimiento cualquiera, o sea, cualquier tipo de paso: ancho, alto, corto, rápido, largo o gradual", explicó.

    El aparato cuenta con dos versiones: una para uso individual en el hogar y otra para hospitales. Las versiones se diferencian tanto en el equipo como en el software, de modo que su precio es distinto.

    El coste aproximado de una unidad se calcula en 24.000 dólares, mientras el siguiente exoesqueleto más barato, de producción israelí, cuesta unos 70.000 dólares.

    Los creadores aspiran a hacer su aparato más asequible a todos los bolsillos. El acuerdo con el Ministerio de Sanidad ruso sobre la creación de estándares de rehabilitación para fijar las tarifas del uso de ExoAtlet en los hospitales es una de las opciones.

    "Una de las metas principales del proyecto es la cooperación con las aseguradoras para lanzar programas de alquiler de ExoAtlet para la rehabilitación en el hogar", agregó.

    La compañía, asimismo, prevé fabricar los exoesqueletos para pacientes menores de edad —que a menudo tienen otras enfermedades, como parálisis cerebral—.

    "En este sentido, aparecen varias dificultades: el esqueleto para los niños supone una estructura totalmente diferente, puesto que son más frágiles, más pequeños y crecen rápidamente", profundizó Beréziy.

    Por ahora, la distribución de ExoAtlet se limita a Rusia, pero, según la directora de la empresa, su producto ya ha recibido solicitudes de compra de los países de Oriente Medio. Sin embargo, para vender su aparato hay que recibir la certificación en cada país particular y, en cada caso, la entrada costará al menos un millón de dólares.

    "Necesitamos inversiones de mayor escala para entrar en los mercados internacionales. Para obtener la certificación estadounidense se necesitan unos dos millones de dólares y, al menos, dos años de pruebas clínicas. En Europa la cifra es un poco menor, mientras que en Corea es de un millón de dólares", señaló.

    De todos modos, el exoesqueleto ya ayuda a los pacientes rusos a ponerse de pie otra vez. Uno de los usuarios de ExoAtlet, gracias al aparato, puede caminar por sí mismo sin ninguna ayuda.

    "Los más importante es el deseo de caminar, de aprender a hacerlo de nuevo", subrayó uno de los pacientes que lo probaron.

    Además:

    Sale a la venta ExoAtlet, el primer exoesqueleto médico ruso
    Made in Russia: la novedosa prótesis biónica económica
    El Silicon Valley ruso: todo lo que tienes que saber sobre Skólkovo
    Etiquetas:
    exoesqueleto, ExoAtlet, Yekaterina Beréziy, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik