En directo
    Larga Marcha-7

    Nuevo cohete chino revela grandes avances en tecnología aeroespacial

    © REUTERS / China Daily
    Tecnología
    URL corto
    0 50

    PEKÍN (Sputnik) — El lanzamiento exitoso del nuevo cohete Larga Marcha-7 certifica los enormes avances de China en la tecnología aeroespacial y militar, aseguran expertos en la prensa del gigante asiático.

    El cohete, que utilizó un combustible no tóxico, fue lanzado desde una nueva base situada en la isla tropical de Hainan con artefactos que multiplicaban la resistencia al viento y varios satélites pequeños.

    Las fotografías tomadas del módulo de reentrada y el posterior análisis tras su aterrizaje en Mongolia Interior —región norteña del país asiático— permite emparentarlo con el planeador hipersónico chino DZ-ZF, señala el experto militar Antony Wong Dong.

    "El color de la cápsula también revela el uso de un nuevo revestimiento resistente al calor", ha afirmado el experto al diario hongkonés South China Morning Post.

    China había empezado a operar esos planeadores en 2014, con capacidad para superar los 11.000 kilómetros por hora y cargar cabezas nucleares.

    En opinión de Wong, el lanzamiento sugiere que el desarrollo del misil DF-26 de alcance medio y el poderoso DF-21D ya son una amenaza real para las bases estadounidenses en el Pacífico.

    Ese nuevo recubrimiento sirve tanto para naves espaciales como para los planeadores, desvela He Qisong, experto de la Universidad de Ciencia Política y Leyes de Shanghái.

    "Al contrario de la tecnología de un solo uso para satélites y cohetes, que no necesitan regresar a la Tierra, la capa de protección de los módulos de reentrada requiere ser más sofisticada y resistente al calor", añade He.

    La temperatura durante la reentrada a la atmósfera puede alcanzar los 2.800 grados.

    El cohete Larga Marcha no sólo revela los avances en la tecnología de protección contra el calor sino de los sistemas en vuelo para recoger datos térmicos y aerodinámicos, la reutilización de aeronaves y las comunicaciones.

    El aterrizaje del módulo en el lugar designado de Mongolia Interior también indica que China ha avanzado en la puntería gracias a un artilugio automático de navegación incluido.

    El lanzamiento sugiere que China camina en el camino correcto para desarrollar un vehículo capaz de llevar pesadas cargas al espacio en un plazo de 15 años.

    La tecnología china permite por ahora elevar unas 100 toneladas, suficientes para misiones tripuladas a la Luna, pero el futuro vehículo podría alcanzar las 3.000 toneladas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Expertos rusos concluyen espejo capaz de detectar basura espacial desde Brasil
    China y Rusia: se avecinan grandes contratos aeroespaciales
    China prevé lanzar versión modernizada del telescopio espacial Hubble
    Etiquetas:
    cohete espacial, espacio, tecnología, Larga Marcha-7, China