Widgets Magazine
22:39 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    F-35, el caza estadounidense de quinta generación más recientemente desarrollado

    Se desata la siguiente carrera aérea entre Rusia y EEUU

    © AFP 2019 / Laura Buckman
    Tecnología
    URL corto
    1736
    Síguenos en

    El anuncio del desarrollo de sistemas aéreos de sexta y séptima generación por parte de Rusia marca el nuevo ciclo de la carrera entre la aviación rusa y estadounidense.

    La corporación Sukhoi presentó los conceptos iniciales del caza de sexta generación que reemplazará al T-50 y que actualmente está en fase de ensayos estatales, afirmó Dmitri Rogozin, vice primer ministro ruso y responsable de la industria militar. También fueron discutidas las ideas preliminares para la séptima generación, mencionó el funcionario.

    Al anunciar las obras, el Kremlin mostró que, como el Pentágono, se está preparando ya para el futuro, opina Dave Majumdar en su artículo para el periódico National Interest. A pesar de que todavía queda mucho trabajo con el avión de quinta generación, ya es necesario establecer la base para el siguiente paso tecnológico.

    EEUU ya reveló varios conceptos de sus aviones futuros. Los aspectos clave de los cazas de la siguiente generación deben ser la tecnología furtiva y la capacidad de llevar una guerra electrónica, pero la real innovación radicará en el armamento.

    Los proyectos iniciales de Rusia coinciden en ciertos detalles con las ideas estadounidenses. Los recientes avances de la industria militar rusa garantizan que los aviones futuros tendrán potentes sistemas de guerra radioelectrónica. Esto permite mantener la maniobrabilidad del avión sin sacrificar sus características furtivas vinculadas con la configuración.

    En cuanto al armamento, todavía no hay detalles. Los oficiales de las Fuerzas Aéreas de EEUU sopesan cuál camino es más prometedor: las armas de energía dirigida —es decir, los láseres— o los misiles de gran alcance, informa Majumdar. Por su parte, para el T-50 los constructores diseñan una plétora de misiles para diferentes situaciones de combate, y sería lógico emplear estos avances en los sistemas futuros.

    Otro aspecto que acerca los dos conceptos es la posibilidad del vuelo no tripulado. Mientras que para EEUU es un concepto aprobado en los drones de asalto, como Predator y Global Hawk, Rusia contempla el uso de vehículos no tripulados no solo en la aviación, sino también en los blindados terrestres, como el tanque T-14 Armata, y en los robots de combate. El mismo Sukhoi T-50 gozará de un sofisticado sistema de control con elementos de inteligencia artificial, según los medios rusos, lo que dará a los constructores una experiencia profunda en esta área.

    Ninguna de las partes ofreció fechas fijas para la disponibilidad de sus proyectos, pero se estima los años 2030 como una data confiable para los primeros resultados tangibles. A pesar de que los aviones de quinta generación todavía son una rareza que escasamente ve uso operativo, la carrera aérea para el futuro de los cielos ya está en pleno vuelo.

    Además:

    "EEUU ha comenzado una nueva carrera armamentística"
    El F-35A prueba su cañón en el aire por primera vez
    Inteligencia artificial: Rusia dota a los robots de una mente colectiva
    La Fuerza Aérea rusa recibirá en 2017 los primeros cazas furtivos T-50
    Etiquetas:
    tecnologías furtivas, misiles, aviones, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik